La capital sumará más de 1.500 nuevas plazas hoteleras en los próximos años

  • La Junta de Andalucía y el Ayuntamiento tienen contabilizado algo más de una decena de proyectos · El primer cinco estrellas de la ciudad se abrirá en enero de 2010 en Pasillo Santa Isabel con 108 habitaciones

La capital ha dejado de ser la cenicienta de la costa desde el punto de vista turístico y viste sus mejores galas. A Málaga ya llegan más de tres millones de turistas al año y las compañías hoteleras se han volcado. En los últimos cinco años se ha duplicado el número de plazas hoteleras, alcanzando en el pasado ejercicio las 7.523, y a medio plazo la capital sumará más de 1.500 nuevas camas repartidas en algo más de una decena de hoteles de distintas categorías, tal y como se recoge en el Registro de Establecimientos Turísticos de la Junta de Andalucía y en los datos aportados por el Ayuntamiento de Málaga.

El más llamativo, por su categoría y por la cercanía de su apertura, será el Posada del Patio, el primer cinco estrellas que habrá en la capital. Estará ubicado en el Pasillo Santa Isabel -se ha respetado la fachada exterior y se está construyendo nuevo en el interior- y su promotor es el grupo vallisoletano Parquesol, aunque será gestionado por la cadena Vincci. La cadena prevé abrir el establecimiento en enero de 2010 y tendrá 108 habitaciones, salones para 250 personas, una piscina cubierta o un destacado restaurante. Además se podrán ver trozos de la antigua muralla árabe de la ciudad que ha sido rehabilitada para ser expuesta.

El otro gran proyecto de hotel de cinco estrellas es el que se ubicará en el Palacio Miramar, anterior sede de los juzgados. El Grupo Santos adquirió el recinto en una subasta realizada por la Junta de Andalucía en mayo del pasado año por un importe de 21,5 millones de euros, a los que tendrá que sumarle, al menos, otros 25 millones de euros en la conversión del edificio en un hotel de lujo, respetando además la fachada. El complejo, según el proyecto inicial, tendrá 188 habitaciones dobles y nueve suites, así como tres grandes salones para la realización de eventos. La idea de los propietarios era inaugurar el hotel a mediados de 2010 aunque es probable que esta fecha se retrase ya que al ser un edificio protegido hay una serie de trámites burocráticos que cumplir.

El tercer proyecto hotelero de cinco estrellas es el promovido por Grupo Salsa en la calle Granada, en el Palacio de Marqués de la Sonora si bien su realización no está clara ya que lleva varios años anclado en trámites burocráticos y, por ahora, se desconoce en qué fecha podría abrir sus puertas.

Elías Bendodo, concejal de Turismo del Ayuntamiento de Málaga, opina que "es fundamental que en la ciudad tengamos hoteles de cinco estrellas" y apunta al Miramar como uno de los grandes proyectos de la capital. Bendodo destaca que Málaga "apenas tenía oferta hotelera hace unos años y ahora posee una oferta de calidad", pero considera que "para albergar grandes eventos hay que aumentarla aún más". El máximo responsable turístico de la ciudad estima que, pese al fuerte aumento de plazas en los últimos años, "la demanda se está adecuando, como demuestra el hecho de que tenemos una buena ocupación media [ha pasado del 57,2% en 2004 al 61,8% en 2008]". En su opinión, "el reto que nos marcamos ahora es seguir creciendo en demanda y plazas manteniendo buenos registros de ocupación".

La apuesta de las cadenas hoteleras no sólo pivota sobre el centro de la ciudad, sino que también hay proyectos por ejemplo en la Avenida Velázquez, en Mercamálaga o en Málaga Nostrum, ya que una de las prioridades de la ciudad es también ser un polo de atracción de congresos nacionales e internacionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios