La carrera de un estudiante sin ayudas cuesta 26.000 euros

  • Los alumnos sin becas directas tardan dos años más en terminar los estudios que los becarios

El profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Jaén y experto al que acude la Conferencia de Rectores de España (CRUE) para preparar los informes sobre financiación universitaria, Juan Hernández Armenteros, ha constatado con las estadísticas en la mano que la carrera de un becario (incluidas las ayudas directas que recibe) le cuesta a la sociedad 38.000 euros y que tarda cinco años en concluir los estudios. Sin embargo, el no becario también cuesta dinero público: 26.000 euros y, además, tarda de media 7,2 años en terminar.

Hasta ahora únicamente el 22% de los universitarios han sido becarios, un porcentaje que previsiblemente se reducirá una vez que este curso entren en vigor los nuevos requisitos académicos que se exigen para acceder a las ayudas de residencia y de renta (nota media de 6,5 o todo aprobado). Para la beca que cubre las tasas, tras muchos tira y afloja, el Ministerio de Educación decidió finalmente dejar la nota en 5,5 para los estudiantes procedentes del Bachillerato, mientras que el resto debe acreditar porcentajes de créditos aprobados que oscilan desde el 65% de las ingenierías y el 90% de las humanidades y ciencias sociales y jurídicas. Hernández Armenteros lamenta que se interpongan obstáculos a los becarios con menos recursos con el argumento de la falta de rendimiento y, sin embargo, no se fijen requisitos "de permanencia y progresión" en la universidad para todos los alumnos -incluidos los no becarios-. Cree que así, y sin necesidad de tocar las becas, se ahorrarían 900 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios