Una carrera médica para recordar

  • El doctor malagueño Juan Maldonado da nombre desde ayer a una calle del Mayorazgo en reconocimiento a sus grandes aportaciones en el campo de la hematología, la hemoterapia y el trasplante de médula ósea

Los nombres de las calles suelen tener por objeto recordar personas, hechos u acontecimientos dignos de no caer nunca en el olvido. En este sentido, el Ayuntamiento de Málaga aprobó en Pleno en 2002 conceder una vía al médico malagueño Juan Maldonado por sus grandes aportaciones en el campo de la hematología, la hemoterapia y el trasplante de médula ósea. Desde ayer es una realidad. El histórico médico del Carlos Haya, ya jubilado, fue acompañado por numerosos amigos y familiares en el descubrimiento de la placa. Dice que pensaba que no se emocionaría, pero no pudo resistirse.

"Me hacía ilusión todo esto especialmente por mis nietos, pero yo me lo tomaba como un juego, no me he dado cuenta hasta el final que estaba emocionado. Me ha llenado más de lo que podía imaginar", explicó Maldonado al término del acto, en el que leyó un extenso discurso cargado de emotividad y con toques de simpatía. El doctor subrayó que la pasión por la medicina, quien la tiene de verdad, no desaparece nunca. "Yo lo echaba de menos pero cuando dije de jubilarme me retiré por completo porque mi disciplina requiere mucho estudio", arguyó.

En su nueva vida fuera del hospital, se ha reencontrado con una vieja pasión, el humanismo. Es un consumidor empedernido de libros y un escritor en ciernes. Cita a Marañón para recordar que la persona siempre adquiere la vocación después del título. En su caso fue algo así. Ahora quiere seguir descubriendo nuevas pasiones. En el acto también estuvo acompañado por una amplia representación de la corporación municipal, todos del equipo de gobierno.

Juan Maldonado nació en julio de 1931 en Málaga y se licenció en la Facultad de Medicina de Granada en la que fue alumno interno por oposición y obtuvo el Premio José Alberto Palanca de Fin de Carrera. Posteriormente se doctoró en la Universidad de Málaga con calificación de sobresaliente cum laude. Estudió la especialidad de Hematología y Hemoterapia en Madrid y Barcelona, efectuando diversos cursos de ampliación en Hospitales Europeos.

En su carrera profesional ejerció como médico interno del Hospital Civil y posteriormente Hematólogo de aquel centro en El Servicio que dirigía su tío el Doctor Francisco Eloy-García. Desde 1971 a 2001 fue jefe de servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Carlos Haya, donde creó dicha especialidad. Surgiendo bajo su dirección durante estos años las Unidades de Clínica, Laboratorio, Transfusión Sanguínea y Transplante de Progenitores Hematopoyéticos de Médula Ósea y Sangre periférica. Funda la Hermandad de Donantes de sangre y abre diversas líneas de investigación bioclínicas. También dirigió la Escuela de Hematología en la que han obtenido la titulación más de 30 médicos especialistas.

Ha sido miembro del consejo asesor del Ministerio de Sanidad para la especialidad y del Tribunal Nacional de Oposiciones. Asesor de los comités de expertos de la Real Fundación Victoria Eugenia para la Hemofilia y de la Fundación Carreras para la lucha contra la Leucemia. Miembro de los consejos editoriales de las revistas: Sangre y Oncología y Neoplasia. Ha sido director de la Revista del Colegio Oficial de Médicos de Málaga.

Además, tiene más de cien publicaciones en revistas internacionales y nacionales. Con los hematólogos del Servicio de Carlos Haya ha publicado más de 300 comunicaciones a congresos. Como ponente y conferenciante también supera las 100 intervenciones. Ha dirigido varias tesis doctorales y ha sido miembro en diversos tribunales del doctorado, además de participar en numerosas publicaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios