La carta de los viernes

Desde hace cinco viernes, Mari Ángeles Rodríguez, madre de un niño con discapacidad de 27 años, envía una carta a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. En ella le explica que tiene miedo. "Los padres envejecen y por ley natural, llegará un momento donde no estemos aquí y es ahí cuando comienza muestra preocupación, por saber en qué quedarán nuestros hijos cuando faltemos". Es la presidenta de la Asociación de Minusválidos Amirax, un colectivo que atiende a 17 personas que son felices y se desarrollan en un centro que les ofrece múltiples posibilidades sensoriales, formativas y de empleo. Hasta ahora lo costean los padres, con pequeños ingresos que reciben de algunas administraciones y de los eventos y actividades que organizan los socios. Por eso, en cada carta, Mari Ángeles le recalca a Díaz "su más urgente necesidad: que la Junta Andalucía apruebe a Amirax el concierto de plazas de su Unidad de Día". Hoy, en el acto al que acudirá la presidenta autonómica en Vélez - Málaga, espera dársela en mano.

La asociación Amirax lleva trabajando en Rincón de la Victoria desde 1992, pero lo había hecho el locales que les iban cediendo el Ayuntamiento tan precarios como un cuartillo en el vivero municipal o en aulas prefabricadas. El hecho de no contar un espacio físico les imposibilitaba el concierto de plazas. Sin embargo desde junio, tienen un edificio que ellos mismos promovieron y construyeron con la ayuda económica de varias administraciones. "Tengo claro que debe haber una administración que vele y proteja a las personas con discapacidad intelectual para que no caigan en manos de desaprensivos con empresas que buscan rentabilidad económica sin preocuparse del bienestar de los usuarios", recalca Mari Ángeles quien expuso que actualmente los padres tienen que pagar 200 euros al mes y el resto tratan de costearlos ellos con los fondos que recaudan. "Muchos padres no tienen dinero para pagar esa cantidad, las subvenciones han bajado y estamos en una situación desesperante. Además de los gastos de mantenimiento del centro tenemos que pagar logopedas, fisioterapeutas y monitores que son fundamentales para que no se deterioren como ocurre cuando se quedan en casa", detalló la presidenta quien además se lamentó de que aun haciendo el esfuerzo no consiguen tenerlo abierto de 9:00 a 17:00 como ocurre en otros centros de día. A las dos de la tarde, para el almuerzo tienen que marchar.

De momento han encontrado la solidaridad de muchos rinconeros en cada evento que hacen. Ahora están organizando un crowdfunding para recaudan fondos y la Asociación de Empresarios y Comerciantes de Rincón de la Victoria ha firmado un convenio con ellos para incentivar la creación de nuevos socios con un coste mensual de 10 euros. "No podemos esperar más. Después de 20 años sin instalaciones dignas, ahora que las tenemos, necesitamos el concierto de las 17 plazas", insistió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios