La cátedra Unesco avisa de la complacencia de la prensa local

  • El catedrático Bernardo Díaz Nosty subraya que la sociedad contemporánea precisa rescatar el periodismo como arma fundamental de la democracia

La entrega del premio Libertad de Prensa 2011 de la Cátedra Unesco de Comunicación de la Universidad de Málaga (UMA) a los cinco diarios que en los últimos meses han analizado y dado a conocer los documentos secretos del Departamento de Estado de EEUU se convirtió ayer en un acto reivindicativo de la función social de la prensa tradicional y de su papel como contrapoder capaz de garantizar la salud de la democracia. El director de la Cátedra Unesco de la Comunicación, el catedrático Bernardo Díaz Nosty, resaltó que la divulgación de estos documentos que contienen los aspectos más controvertidos de la política exterior estadounidense han tenido una importancia "extraordinaria" no porque el sistema de filtraciones a través de Wikileaks haya dado lugar a un "nuevo paradigma de periodismo" sino porque "ha puesto de relieve lo mucho que los medios se han alejado de la realidad" durante los últimos años. 

Díaz Nosty señaló que la desvinculación de los medios de comunicación de las grandes áreas de interés público no es un mal que haya afectado exclusivamente a los grandes diarios del mundo occidental, sino que ha afectado "tanto a lo global como a lo local". En este sentido aludió a la "complacencia" que muestra la prensa local ante el poder. 

"Wikileaks ha puesto de relieve que el perro guardián de la democracia, como se llama a la prensa en Estados Unidos, ha sido domesticado" y, en la misma medida, ha hecho ver que es necesario que aquello que se conocía como cuarto poder vuelva a ejercer este papel social y a operar como "contrapoder". Ése, según dijo el catedrático, es el camino para que los sistemas democráticos estén a salvo de la corrupción y la degradación. Desde su punto de vista, salir de la crisis actual necesitará soluciones financieras pero, sobre todo, "el rescate de los elementos esenciales de la democracia" y, entre ellos, fundamentalmente volver a entender el periodismo como un compromiso con las libertades públicas. 

Sin embargo, el director de la Cátedra Unesco de la Comunicación de la UMA instó a no circunscribir este deber de la prensa a acciones extraordinarias como las desarrolladas a partir de los papeles de Wikileaks. Desde su punto de vista es necesario que la prensa esté abierta "a otras Wikileaks", o sea a las "filtraciones" que en general lanza la sociedad y que si no encuentran eco en los medios acaban liberando su información en las redes sociales "poco periodísticas". La Cátedra Unesco distinguió ayer con el premio a la Libertad de Prensa a los diarios El País, The Guardian, Le Monde, Der Spiegel y The New York Times en un acto en el que hubo momentos para recordar a Bradley Manning, el soldado estadounidense acusado y arrestado por proporcionar la información a Wikeleaks y a Julian Assange, el ciudadano australiano y promotor de estawebque seleccionó el panel del periódicos occidentales que tuvieron acceso a los documentos. 

Durante la entrega de los reconocimientos también se puso en valor el efecto que esas informaciones periodísticas han tenido en los últimos acontecimientos mundiales, desde el levantamiento social en el mundo árabe que han puesto fin a los gobiernos de los dictadores de Túnez y Egipto, hasta la salida de la embajadora de Estados Unidos en Ecuador, Heather Hodges, por sus comentarios sobre el presidente de este país, Rafael Correa. 

La filtración de los documentos y su análisis periodístico también fueron puesta en valor por su capacidad para favorecer una nueva cultura de las relaciones entre los medios. El periodista de Le Monde Yves Eudes resaltó que la colaboración entre los cinco periódicos ha favorecido "la calidad" y ha sido "una gran lección" "y tal vez un ejemplo a seguir". 

El director adjunto de El País, Vicente Jiménez, enumeró un decálogo de lecciones que se han extraído de esta experiencia entre las que figuran convencimiento de que "el activismo hacker" es el "movimiento cultural más importante de este inicio de siglo" y la función "imprescindible" que sigue jugando la prensa, como demuestra el hecho de que el "ariete del activismo hacker" haya acudido a los periódicos para analizar y divulgar esa información, en lugar de dirigirse a las "estrellas del periodismo digital".

LABORAL. La Clínica Butchinger de Marbella presentó a finales de marzo un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para 150 trabajadores. Según precisó el sindicato UGT, el ERTE ha sido propuesto para los meses de julio y agosto. Ahora la Delegación de Empleo tiene que pronunciarse sobre la petición de la empresa. 

AVANCE. El Hospital Carlos Haya trató en 2010 con técnicas no invasivas de radioterapia a 16 pacientes con lesión cerebral, evitando su intervención. El logro ha sido posible gracias a un comité de radiocirugía y radiodiagnóstico -formado por neurocirujanos, oncólogos radioterapéuticos y radiofísicos-, responsable de la indicación clínica y evaluación de pacientes candidatos a ser tratados con estas medidas. La radiocirugía y la radioterapia esterotáxica fraccionadas son técnicas que se llevan a cabo en el tercer acelerador lineal adquirido por el hospital el año pasado. Esta tecnología permite tratar tumores de pequeño tamaño, situados en áreas poco accesibles para la cirugía convencional.

CONVENIO. La Universidad de Málaga y la Subdelegación del Gobierno firmaron ayer un convenio para la realización de prácticas en empresas de alumnos de la institución académica matriculados en el máster de Salud Internacional. Las prácticas se orientan a trabajos prácticos o de investigación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios