"Le hemos cedido a la Junta todo el suelo que nos ha pedido"

  • El edil afirma que la "buena sintonía" preside las relaciones Junta-Ayuntamiento en lo referente a temas educativos

Comentarios 1

El de la enseñanza es uno de los terrenos en los que mejor se mueve el nuevo edil de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Málaga, Miguel Briones (Benamejí, Córdoba, 1967). Catorce años como profesor de Latín y Griego en institutos de Secundaria y otros tres como inspector de Educación le dan experiencia sobrada en un campo que implica un necesario trabajo de equipo con la Delegación Provincial de la Consejería de Educación, una colaboración que no siempre se ha producido.

-El Ayuntamiento es a quien compete la conservación de los colegios, ¿qué nota se pone?

-No digo sobresaliente, pero honestamente creo que hoy por hoy los centros de Educación Infantil y Primaria están más que atendidos, no solamente en conservación y mantenimiento, sino en mejoras. Hay más de un colegio donde cumplimos las competencias propias, y hacemos intervenciones que exceden de nuestra competencia.

-¿Qué partidas destinan anualmente a esta materia?

-La inversión que hemos hecho este año ha sido de cuatro millones de euros para el curso 2007-08.

-La Junta de Andalucía ha criticado en más de una ocasión la lentitud del Consistorio a la hora de poner a su disposición terrenos para centros educativos.

-Si esa es la impresión que tiene o tenía la Delegación, espero que reflexionen y cambien de consideración. En seis meses que lleva ejerciendo la nueva Corporación sus funciones se ha podido ceder una cantidad de suelo increíble. Ahora mismo la Junta no puede tener ningún tipo de queja porque se ha cedido todo lo que se ha pedido. Se puede constatar, de verdad, que está habiendo buena sintonía y que somos condescendientes con las necesidades que ellos nos dicen que existen en la ciudad de Málaga. Los datos están ahí y son constatables. Otra cosa es que a la hora de la puesta en funcionamiento de los centros haya problemas en cuanto a los suministros porque ellos mismos, como han reconocido más de una vez, no han llevado bien los plazos de suministro eléctrico o de agua. Cuando nos llegan esas peticiones las agilizamos, pero tiene que partir de ellos.

-Durante años se echó en falta que cada nueva urbanización incluyera una reserva de suelo para centros escolares, ¿esto ha variado?

-Esto se está haciendo. Hace muy poquito hemos podido comprobar como en Parque Clavero se ha hecho, lo mismo que en Cortijo Alto o en Campanillas. Allí donde está creciendo la ciudad estamos teniendo en cuenta la previsión de reserva de suelo y yo creo que en este sentido no está habiendo ningún tipo de problema.

-¿Cómo van los programas educativos en marcha?

-Esto sí que es una auténtica maravilla porque podemos planificar de principio a fin en qué sentido queremos que se dirija nuestra actividad educativa, en lo que nos corresponde. Nosotros, lo que hacemos, es cubrir programas educativos que inciden directamente en la formación en valores, en el aprovechamiento del ocio, en idiomas, educación vial, conocimiento del patrimonio de la ciudad... Existe una programación muy consolidada y con posibilidades de crecer todavía más. Y, desde luego, todos los años se agotan rápidamente las solicitudes para participar. Nos podemos sentir muy orgullosos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios