Casi un centenar de personas estafadas por una agencia de viajes

  • La propietaria fue detenida el jueves · Casi todos los afectados son inmigrantes

Algunos volaban teóricamente en el día de hoy, otros lo hacían la próxima semana, o incluso en el próximo mes. Pero se han quedado en tierra porque la propietaria de la agencia de viajes en la que habían adquirido sus billetes fue detenida el pasado jueves por la noche acusada de un presunto delito de estafa. Entre ochenta y cien personas se han visto perjudicadas por este nuevo presunto caso de estafa y todas ellas prestaron declaración ayer ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Marbella.

Casi todos los perjudicados son inmigrantes que querían volar a sus países de origen durante su período de vacaciones. Vuelos hacia Ecuador (de donde son la mayor parte de los afectados), Argentina, Colombia o Chile en los que no podrán volar. Desde las 10:00 estaban citados y todos con historias similares: "Los viajeros se han encontrado con que sus billetes no existen. Existe el vuelo, pero la reserva no había sido realizada", explica Luis Cunulata, uno de los afectados".

Tras conocerse la detención de la propietaria de la agencia de viajes, A. B. M. B., los que tenían un billete para viajar en fechas próximas comenzaron a llamar a las compañías que teóricamente les iban a llevar hasta su destino. "La respuesta era siempre la misma: el vuelo que supuestamente habíamos reservado existía, pero nuestros nombres no aparecían en la lista de pasajeros", con lo cual, "nos advirtieron que podíamos ser víctimas de una estafa y que denunciáramos".

Con los billetes en la mano estaba Fernanda Guicaiza, que había adquirido seis pasajes y pagó más de 4.000 euros. "Íbamos a volar el 24 de marzo, cuatro adultos y dos niños. Llevábamos tres años sin ver a la familia", explica. Pero hay casos peores: Santo Verduga explica que hay pasajeros que pudieron volar y que ahora "no tienen billete de vuelta", con lo que se encuentran retenidos en sus países. Leandro Daniel Castillo iba a volar el lunes a Quito, tras nueve años sin ver a su familia. "Pagué 560 euros por mi billete, y ayer [por el viernes] me enteré de la detención". "Me siento estafado", añade. "Todos los perjudicados hacemos un enorme sacrificio para poder comprar esos billetes, y ahora no tenemos respuesta". Miguel Mera reservó diez billetes para volar con su familia en las próximas Navidades. "Había pagado ya 2.200 euros y en total costaban 7.300".

El caso de Ricardo Noroña es duro: "Íbamos a viajar con nuestro hijo, al que tienen que operar del corazón en verano, para que conociera a sus abuelos". Noroña explica que muchos de los afectados se encuentran sin trabajo actualmente, "haciendo lo que podemos para ahorrar".

Según explicaron los afectados, se pusieron en contacto con el consulado de Ecuador de Málaga, que mediará en el conflicto y presentará una demanda como acusación particular. La agencia, al parecer, llevaba funcionando aproximadamente un año. En las pasadas vacaciones de Navidad habían viajado personas a larga distancia sin complicaciones, lo que daba confianza a sus clientes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios