El centro de investigación de subtropicales de la UMA y el CSIC estará listo en tres años

  • La primera fase del edificio, que costará 12,5 millones, arrancará en breve gracias a las ayudas concedidas por el Gobierno

El futuro Instituto de Hortofruticultura Subtropical, el primer centro mixto entre la Universidad de Málaga y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), dará el primer paso para convertirse en una realidad en breve en la ampliación del campus universitario de Teatinos. La adjudicación de la fase inicial de este proyecto pionero enmarcado dentro del campo de excelencia Andalucía Tech permitirá comenzar en apenas unos meses la obra para levantar este edificio, que costará unos 12,5 millones de euros y que deberá estar terminado en el plazo de tres años.

Las ayudas del programa Implanta -préstamos previstos para actuaciones que se llevan a cabo en parques científico-tecnológicos y que tengan una aplicación al tejido socio-económico- que concedió al proyecto el anterior Ministerio de Ciencia e Innovación financiarán estas obras que se desarrollarán en distintas fases. La primera deberá ejecutarse dentro de este mismo año, por lo que el concurso público de la obra está a punto de ser convocado, según señaló ayer a este periódico el director de Andalucía Tech, Víctor Muñoz. Lo que sí empezará antes será la obra del invernadero aledaño al centro de investigación, que financiarán los fondos europeos Feder por un importe de 400.000 euros.

Unos 65 expertos de la UMA y el centro experimental La Mayora del CSIC, que actualmente está situado en Algarrobo, trabajarán de forma conjunta en este instituto que tendrá como objetivo lograr cosechas más duraderas, que consuman menos agua y tengan más propiedades para la salud en su composición de minerales o vitaminas. El grueso de las investigaciones se centrarán en los aguacates, chirimoyas, mangos, litchies, melones, tomates y pimientos, y en la búsqueda de nuevas técnicas que permitan incrementar la productividad y rentabilidad de las explotaciones y la protección contra las plagas más comunes en estas especies.

El Instituto de la Hortofruticultura es el primer centro que se instalará en el parque científico empresarial que la UMA promueve en la zona de expansión del campus de Teatinos. Sin embargo, la finca La Mayora, en la que trabajan 15 expertos científicos, se mantendrá en casi en exclusiva para hacer las investigaciones de campo. Esta finca cuenta con 51 hectáreas, distribuidas en 31 parcelas, y dispone de 16.460 metros cuadrados de invernaderos estándar, 3.000 metros cuadrados de invernaderos tecnificados y cinco insectarios.

Será precisamente el director de este centro experimental, Enrique Moriones, el responsable del futuro instituto de investigación que tendrá capacidad para duplicar la actividad científica que se desarrolla actualmente en el área de los cultivos subtropicales, que es única en España y un centro de referencia en el ámbito internacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios