El centro se vistió de papelillos antes del entierro del boquerón

El carnaval de Málaga vivió ayer una de sus últimas y más coloristas citas, la tradicional batalla de las flores . La Alameda Principal se convirtió en el punto de encuentro de esta fiesta en el que no hay mayor ni mejor munición que los papelillos carnavaleros que volaban desde las bateas que iban circulando a lo largo de las calles del centro histórico.

Esta tarde tendrá lugar el entierro del boquerón. La comitiva partirá sobre las 16:00 por el siguiente itinerario: Plaza de la Constitución, Larios, Plaza de la Marina, Puerta de las Columnas del puerto de Málaga, Palmeral de las Sorpresas, Muelle 1, Paseo Matías Prats y playa de La Malagueta. En torno a las 18:30 será enterrado junto al mar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios