La cercanía de la Semana Santa no evita el aumento del paro en Málaga

  • En febrero las oficinas del SAE registraron 100.754 desempleados en la provincia · El paro se incrementó en todos los sectores el mes pasado salvo en los servicios· Más información en página 45

Comentarios 1

El dato vuelve a ser bastante malo aunque, teniendo en cuenta los antecedentes, casi se puede recibir con alegría. El paro creció otra vez en febrero en Málaga y ya son muchos meses seguidos. En febrero las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) contabilizaron 100.754 desempleados, un 0,5 por ciento más que en enero, es decir, 513 parados más, según los datos facilitados ayer por el Ministerio de Trabajo.

En principio, ese registro es pésimo, máxime si se tiene en cuenta que el desempleo creció en todos los sectores salvo en los servicios. No obstante, por ver algo de luz en el camino, entre diciembre y enero el paro subió en 5.000 personas, por lo que el aumento de febrero puede considerarse más tranquilizador.

Málaga se mantiene por encima de los 100.000 parados que se alcanzaron en enero, siendo el peor dato en los últimos diez años. El sector servicios, con 60.240 desempleados, sigue siendo la principal fábrica de parados -también es el mayor sector productivo- en la provincia aunque, con el mantenimiento del periodo de rebajas y la cercanía de la Semana Santa, el paro disminuyó en este sector en febrero en 445 personas, un 0,7 por ciento. Las mujeres, en esta área, casi duplican en número de personas sin empleo a los varones (39.369 frente a 20.871).

En el resto de sectores productivos, malas noticias. La paralización urbanística y el frenazo en la venta de pisos en Málaga está provocando que la construcción sume cada vez más parados. En febrero había registrados 17.621 en las oficinas del SAE, 696 más que en enero. La construcción es un sector mayoritariamente masculino como demuestran los datos de desempleo pues sólo hay 1.768 mujeres en el paro en este sector.

José Prado, presidente de la Asociación de Constructores y Promotores y vicepresidente de la Confederación de Empresarios de Málaga, adelantó ayer a este diario que la situación en la construcción es preocupante pero que puede volverse insostenible a corto plazo. Según Prado, "pensamos que en Málaga se pueden alcanzar los 30.000 parados en el sector de la construcción después del verano ya que ha bajado mucho el visado de viviendas y prácticamente no entra ningún proyecto nuevo en los ayuntamientos. El verdadero paro está aún por llegar". De cumplirse el vaticinio del presidente de los constructores malagueños, eso supondría casi duplicar el número de desempleados actuales en el sector que ha sido, junto con el turismo, el principal motor económico de la provincia en el último lustro. Prado recordó que el sector está paralizado ante la falta de aprobación de planes urbanísticos regionales y locales, y no prevé una rápida solución pues "si mañana todos los ayuntamientos aprobaran inicialmente sus planes urbanísticos los promotores no podríamos empezar a construir hasta dentro de seis años".

En la industria hay 7.439 desempleados, 83 más que hace un mes, y en la agricultura 2.475, 151 más que en enero. Antonio Herrera, secretario provincial de Comisiones Obreras, se mostró preocupado por el avance del desempleo en la provincia aunque también habló de "contención" en los datos. Herrera destacó que los 17.621 desempleados en la construcción es el peor dato en este sector desde el año 2001 y lamentó que "la temporalidad en la provincia sigue siendo una de las más elevadas del país, situada en este momento en el 91 por ciento, debido a un modelo productivo basado en los servicios y la construcción".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios