Para chuparse los dedos

Olores dulces mezclados con aroma de pan. Esto es lo que se encuentran los visitantes que se acercan al Palacio de Congresos de Torremolinos, ya que este recinto acoge hasta hoy la primera edición de la Feria de la Industria Dulce del Sur (Fidsur) en la que se reúnen un total de 28 empresas de siete países especializadas en la fabricación de materias primas heladeras, pasteleras, panaderas y de restauración.

El objetivo de esta singular feria es abrir nuevas oportunidades de negocio para desarrollar referencias propias de alimentación, según explicó el gerente comercial de Confitería y Panadería Ramos, Carlos Ramos, una de las tres empresas que se han unido para organizar este evento, pues además se cuenta con la colaboración de Europastri y Sercopan-Frypan. Así, los visitantes podrán conocer cómo se elaboran, por ejemplo, los barquillos para los helados, ver los soportes innovadores para dulces o probar distintos sabores de helados sin moverse de un solo sitio.

"Nosotros ofrecemos servicios para que empresas puedan contar con materias semielaboradas para elaborar sus productos. Por ello vendemos, por ejemplo, bases para crear helados de sabores", explicaba Pablo Portabella, de la empresa italiana Babbi, que se mostró muy satisfecho con el desarrollo de este evento.

Sin embargo, y a pesar de ser una feria especializada, se han programado una serie de actividades paralelas, como es el caso de demostraciones para aprender cómo realizar hojaldres o cómo elaborar pan, además de degustaciones de jamón ibérico, foie, helados y granizados. De todo un poco para promocionar este sector y mostrar las dificultades que conlleva estar a la vanguardia de la alimentación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios