El cine de verano refresca la noche

Málaga y el séptimo arte tienen una relación especial. El Festival de Cine cada vez posee mayor presencia nacional y cuenta con el apoyo de casi toda la industria. Este verano hay un festival más, pero en vez de elegantes trajes de chaqueta y vestidos de diseño, lo que abundan son niños de la mano de sus padres, sandalias veraniegas y sillas en la playa. El ciclo Cine Abierto 2015 reúne a las familias frente a las grandes pantallas, al aire libre, para sofocar las calurosas noches estivales.

La principal novedad es que en esta edición hay proyecciones en todos los distritos. Las pantallas se mimetizan en playas, plazas y parques. Este ciclo se enmarca dentro del programa de difusión global del cine que desarrolla el Festival de Málaga durante todo el año, con la firme intención de llevar las películas al mayor número de personas posible, de ahí que los lugares escogidos sean concurridos y céntricos dentro de cada barrio.

La cartelera de Cine Abierto 2015 está compuesta por 28 títulos, todos gratuitos. Siete son españoles, 11 están destinados al público infantil y el resto (otras 11) son de cine de autor y versión original, tal y como puede leerse en la página web del Festival de Málaga. Es posible acceder a toda la información, los títulos y el programa del ciclo a través de internet. Se puede apreciar una firme intención por llevar al cine a las familias, dada su amplia oferta de temática infantil, pero sin olvidar a los más forofos y entusiastas del séptimo arte.

Está dirigido por el Ayuntamiento a través del Festival de Málaga. El presentador principal es Gas Natural Fenosa y cuenta con el apoyo de Obra Social La Caixa -la última incorporación al grupo de patrocinadores- y Cruzcampo. En esta edición se suman al ciclo Muelle Uno y Museo Carmen Thyssen Málaga como escenario de proyecciones.

El distrito de Miraflores-Bailén, como todo los demás, tiene su cine de verano, y la gente del barrio puede disfrutar de una buena película al fresco de la noche. El jueves fue uno de esos días. El parque del Norte es el encargado de acoger las proyecciones del ciclo. Un campo de fútbol con suelo de cemento y canastas por las bandas. Sillas de plástico y una pantalla hinchable que, en esta ocasión, recogió los fotogramas de X-Men y Días del Futuro Pasado.

Un grupo de niños corría reprochando a su padre por ir tarde: "¡Vamos papá! ¡Que ya empieza!". La película todavía no había comenzado. "Cosas de niños, están muy emocionados por ir al cine en plena calle", comentó David González, el padre de los niños que ya corrían por delante suya. "Esto para el veranito está muy bien, además, la mayoría de las películas son para niños o para la familia" dijo David, y añadió: "Algunas no, pero bueno, todos los públicos tienen el mismo derecho. Son películas buenas y modernas, lo están haciendo muy bien".

María José y Jesús Postigo también decidieron ver la película porque no pudieron ir al cine cuando salió, y no han querido desaprovechar la oportunidad de verla en la pantalla grande. "Vimos lo del cine de verano por las redes sociales, y decidimos venir", afirmó Jesús. Su hermana María José dijo que "es la primera vez que venimos, pero si vemos otra película que nos guste, repetiremos". Ambos coincidieron en que es una "muy buena iniciativa para disfrutar de las noches de verano".

Cinco niñas de unos 6 o 7 años correteaba a un lado de la pantalla a la media hora de película. Al parecer era un poco "aburrida" y "de mayores". "Lo bueno es que nos conocemos todos, somos los vecinos de siempre, aquí, en el campo de fútbol", dijo una de las madres de las niñas que ya no querían ver la película.

Cine Abierto 2015 tiene proyecciones y pantallas para todos los públicos y distritos de Málaga, y es muy probable que muchos de los que se encuentran viendo una película, se vuelvan a ver en otra ocasión. Y es que, con la ola de calor, que no perdona durante todo el día, ¿quién puede resistirse a ver una buena película con el fresco de la noche de acompañante?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios