La ciudad como centro del debate

El Ayuntamiento de Málaga afronta mañana el que será el primer Debate del Estado de la Ciudad del nuevo mandato. Tras apenas seis meses de gestión, el equipo de gobierno del PP y los dos grupos de la oposición, PSOE e IU, tomarán la palabra para analizar en detalle los grandes interrogantes a los que se enfrenta la capital de la Costa del Sol y apuntar las potencialidades a explotar. La sesión plenaria, de carácter extraordinaria, mantendrá el formato de las tres ediciones ya celebradas en el pasado mandato, sin que se presuman sorpresas de relevancia en las intervenciones de los principales referentes de cada una de las formaciones presentes en la Casona del Parque.

Las palabras previas del alcalde, Francisco de la Torre, sobre lo que será su intervención hacen augurar un discurso marcado, como en todas las citas hasta ahora desarrolladas, por los números de la gestión del ejecutivo local. La duda, que el propio regidor no ha desvelado, es si aprovechará la ocasión para poner sobre la mesa algún proyecto novedoso que haya gestado en los pocos meses de gobierno.

Sin embargo, los antecedentes no juegan a su favor, puesto que una de las propuestas estrellas que se sacó de la manga hace un par de años, también en el Debate sobre el Estado de la Ciudad, la empresa mixta con Unicaja para construir VPO, ha sido un completo fiasco. Hasta el punto de que en el seno del equipo de gobierno se da por finalizada esta aventura.

En su intervención, el alcalde anunció su intención de hacer un repaso por los principales asuntos en los que se está trabajando en estos momentos, ya sean de índole deportiva, de integración social, entre otros, al tiempo que afirmó hará un planteamiento sobre "cómo está la ciudad en estos momentos y cómo queremos que sea".

Y si el equipo de gobierno no parece tener en previsión un cambio en la línea que marca todas sus comparecencias en el Debate sobre el Estado de la Ciudad, tampoco parece que vaya a hacerlo el principal grupo de la oposición, el PSOE. La intervención de la portavoz socialista, Marisa Bustinduy, se centrará, inicialmente, en poner de relieve los puntos negros de la gestión del PP y en denunciar su nula capacidad a la hora de "preparar la ciudad para el gran cambio que va a suponer la culminación de las grandes infraestructuras que se están desarrollando, como la alta velocidad".

"Cuando la provincia de Málaga se convierte en la tercera provincia en la que más invierte el Gobierno central, la ciudad no está a la altura por culpa de la gestión del PP", comentó Bustinduy, quien añadió: "Llegamos al año 2008 con solución para los problemas que habían sido perennes en Málaga, como las infraestructuras, pero sin resolver los de ámbito doméstico". Asimismo, el discurso del PSOE, que volverá a recordar la escasa actuación en los barrios, insistirá en "los déficits" que la capital sigue presentando tras doce años de gobierno popular, especialmente en cuestiones como el tráfico, la limpieza y la vivienda.

Por su parte, el portavoz del PP, Pedro Moreno Brenes, comentó su intención en "poner sobre la mesa su proyecto de ciudad", destacando la necesidad de "una Málaga para todos, con la vivienda, el acceso al empleo y la política social como grandes ejes". Sobre la primera de estas cuestiones, Moreno Brenes acusó a los populares de centrar sus aspiraciones en el mercado libre, en lugar de apostar por los pisos a precio asequible. Además, hablará de la revisión del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) y del modelo de ciudad que promulga, con la construcción del puerto deportivo de El Morlaco como ejemplo negativo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios