Málaga

"La ciudad está sufriendo una mercantilización"

  • 'Málaga no se vende' se estrena con una protesta contra la "especulación inmobiliaria"

Comentarios 1

Ayer se estrenaron en las calles con la presencia de unas 200 personas al grito de "Málaga no se vende". La plataforma, bajo esa misma denominación, ha iniciado su andadura para reclamar "otro modelo de ciudad". Y lo hace con el respaldo de más de una veintena de asociaciones vecinales, sociales y, entre otros, movimientos ecologistas. Se trata, en palabras de Ruth de Frutos, una de las portavoces, de una iniciativa organizada por colectivos que denuncian que Málaga "está siendo víctima de una mercantilización y especulación inmobiliaria". Una situación que, según destacó, "genera una serie de procesos que tienen que ver con el turismo masivo y que afecta a la vida diaria no solo de los vecinos del centro sino también de otros barrios".

La plataforma, que promueve la defensa del derecho a una vivienda digna, de los servicios, espacios y bienes públicos, de los espacios naturales y verdes de una ciudad que ponga en el centro los cuidados, las personas y la vida", había hecho un llamamiento a la sociedad para que ayer se sumara a la protesta. Antes de las 12:00 eran varias las decenas de personas que se agolpaban en la céntrica plaza de la Constitución, con pancartas que, en algún caso, reflejaban su rechazo al futuro rascacielos del puerto.

La intención de la plataforma, tras esta primera protesta, es que surja "un germen para crear un movimiento que también tiene eco en otras ciudades que demandan viviendas dignas, espacios verdes y que se esté al servicio de la ciudadanía y no de otros fenómenos especulativos". "Creemos que la ciudad se está mercantilizando, vendiéndose a intereses que tienen que ver más con grandes corporaciones y cruceros que no responden a las necesidades reales de un turismo sostenible".

A juicio de los integrantes de la plataforma, Málaga "no debe estar solo al servicio de los coches sino también de los viandantes y de las bicicletas", señaló la portavoz, quien explicó que el suyo es un movimiento transversal. La representante también destacó la "preocupación" de varios colectivos con la "construcción del hotel del puerto y la privatización del estado público de una de las últimas playas vírgenes de Málaga como la de Arraijanal".

Otro de los colectivos que se ha sumado a la plataforma es el sindicato de inquilinos de Málaga, "que intenta visibilizar los problemas ciudadanos para acceder a una vivienda". También un grupo de pensionistas aprovecharon la coyuntura para insistir en un mensaje que llevan lanzando desde hace varios meses: "Pedimos que nos aseguren las pensiones. Nos han subido durante dos años el 1,6%, pero eso es pan para hoy y hambre para mañana. Tienen que aprobarse en el Congreso", explicaba una mujer.

Tras la primera puesta en común, la idea de la plataforma es volver a reunirse el próximo martes, coincidiendo con el 15M, para llevar acabo una evaluación. El paso siguiente que la plataforma dará será contactar con el Ayuntamiento, para plantearle cuáles son sus demandas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios