Los cocheros de caballos se quedan sin los cruceristas

  • La EMT y Portillo transportan a los pasajeros desde la Estación Marítima de Levante hasta el centro de Málaga

Tan solo lleva dos meses en funcionamiento y los cocheros de caballos ya están notando las consecuencias de la concesión a la Empresa Municipal de Transportes (EMT) del Ayuntamiento de Málaga y la privada Portillo del servicio de transporte de los cruceristas que arriban a la Estación Marítima de Levante al centro de la ciudad. "En muy poco tiempo han hecho polvo el sector. Están desarrollando nuestro trabajo", afirmó a este periódico el secretario de la Asociación de Coches de Caballos de Málaga, Diego Espejo. Las pérdidas económicas en los últimos meses han sido "abismales". Espejo explicó que en años anteriores, durante la Feria cada carruaje podía dar hasta una decena de viajes, mientras que este año ha habido coches que "ni siquiera se han estrenado".

Por ello, Espejo pide a las instituciones algún tipo de ayuda, además de que se quite el veto de acceso a la Terminal del Puerto, ya que de este sector viven cerca de un centenar de familias. "Antes de que se implantara este sistema ya habíamos experimentado unas pérdidas generales del 20% de la facturación. Con este monopolio, la situación se ha agravado", dijo.

Por su parte, diversas empresas consignatarias de buques no están del todo de acuerdo con los cocheros de caballos. Un portavoz de Cabeza Marítima afirmó que el servicio que están realizando ahora los autobuses de la EMT y Portillo era "necesario desde hacía tiempo", ya que algunas navieras no contemplan el servicio de lanzadera por lo que beneficia a los cruceristas. Asimismo, dichas fuentes afirman que es pronto para hacer una valoración de las repercusiones y aseveraron que los pasajeros utilizan normalmente los servicios lanzadera de las propias navieras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios