La venta de coches usados triplica la de los nuevos y envejece el parque móvil

  • En Málaga se rematricularon el año pasado casi 59.274 vehículos de segunda mano frente a los 21.317 nuevos

La venta de vehículos usados triplica la de los nuevos en la provincia. Así lo indica la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) en un informe publicado ayer que subraya que en Málaga se rematricularon el año pasado 59.274 vehículos de segunda mano frente a 21.317 nuevos.

En el resto de Andalucía y de España la tendencia es similar y la explicación es bastante obvia: son más baratos y, en plena crisis, todo ahorro es bien recibido. Un estudio de AutoScout 24 explica que el precio medio del vehículo de ocasión en 2011 en el conjunto nacional era de 12.687 euros, un 1,1% menos que a finales de 2010 y unos 400 euros inferior a la media europea. La antigüedad media de los vehículos de segunda mano que se adquieren es de ocho años, tienen cerca de 100.000 kilómetros y se prefiere la gasolina al diesel por el encarecimiento del combustible.

La patronal Faconauto va más allá y advierte que está habiendo un auténtico auge en la comercialización de vehículos con más de 10 años, que en 2011 representaron casi el 40% de las ventas. "Se trata de coches muy baratos, poco seguros, más contaminantes y que el cliente paga al contado sin tener que depender de financiación para su compra", afirman desde esta asociación empresarial, una tendencia que resulta llamativa en plena campaña comercial de los nuevos vehículos eléctricos y la defensa del medio ambiente.

En la página web del concesionario malagueño J. del Paso se pueden encontrar, por ejemplo, un Renault Megane de 2008 por 7.600 euros o un Seat Ibiza de 2007 por 6.900 euros. Son precios que se pueden abonar directamente, mientras que para la adquisición de un vehículo nuevo -cuyo coste medio ronda los 20.000 euros- suele ser necesaria la concesión de un préstamo y, salvo las propias financieras de las marcas, el resto de entidades no están por la labor de dar créditos.

Los coches seminuevos o los kilómetro cero también están teniendo una buena aceptación porque están prácticamente recién salidos de fábrica y tienen un precio más asequible. De hecho, acapararon un tercio de las matriculaciones de vehículos usados el año pasado.

El parque de vehículos se ha disparado en Málaga en la última década. Según los datos de la Dirección General de Tráfico, en el año 2001 había en la provincia un total de 775.234 vehículos; en 2005 se alcanzaron los 926.291 y en septiembre del pasado año -último dato disponible- se contabilizaron 1.064.429. Otra cosa es la antigüedad de esos vehículos. El año pasado solo se matricularon en Málaga 21.317 coches nuevos, un 21,6% menos que el año anterior, pese a que las marcas siguen haciendo todo tipo de descuentos para captar clientes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios