Las cofradías del Viernes pedirán al obispo salir el Sábado Santo si les llueve

  • La Agrupación solicitará una audiencia con Antonio Dorado Soto para conseguir el visto bueno a esta propuesta que han firmado las corporaciones del día afectado

Comentarios 3

A la mayoría de hermandades del Viernes Santo no les importaría salir otro día antes de quedarse sin realizar su estación de penitencia un año más por el mal tiempo. Con este objetivo, según ha podido saber este periódico, aunque varios hermanos mayores se empeñaron ayer en mantener el pacto secreto, todas las corporaciones del citado día han firmado un documento para pedir permiso al obispo Antonio Dorado Soto para salir el Sábado Santo en caso de no poder hacerlo en la jornada fijada. El acuerdo se encuentra a la espera de una audiencia con el primer prelado malagueño, que en distintas ocasiones se ha manifestado contrario a la opción de que salgan procesiones en vísperas de la Resurrección.

El documento suscrito por las corporaciones del Viernes Santo y elevado a la Agrupación de Cofradías, recoge la posibilidad de que en caso de lluvia aquella que lo desee pueda salir en la jornada siguiente. Esto, por tanto, no condiciona a que alguna decida quedarse sin salir. En el caso del Descendimiento, que incluso tiene por estatutos realizar su estación de penitencia en Sábado Santo, la decisión ya estaría tomada. En el lado contrario, ver a Dolores de San Juan fuera de su día suena utópico. El resto de supuestos son menos previsibles, aunque el documento se ha firmado por la disposición de salir que existe entre la mayoría de corporaciones.

Entre los hermanos mayores del Viernes Santo existe un pacto de silencio absoluto hasta que Antonio Dorado Soto no se pronuncie. Según fuentes consultadas por este medio, la audiencia con el obispo ya está solicitada. Sin embargo, Felipe Reina, delegado episcopal de Hermandades y Cofradías, dice no saber nada. Sí están informados los hermanos de algunas corporaciones, a los que se ha llegado a sondear durante los días de reparto de túnicas y tallaje para ver su disposición cara a salir otro día en caso de lluvia. Las primeras respuestas han sido positivas en general.

En el supuesto de que el obispo dé luz verde a la petición de las hermandades del Viernes Santo, el siguiente paso sería convocar a los respectivos cabildos de hermanos para que den también su aprobación. Pero los precedentes no son favorables para la intención de los cofrades. De hecho, la última vez que Dorado Soto habló del tema fue, precisamente, la pasada Semana Santa, cuando prohibió al Santo Sepulcro salir el Sábado Santo. Fue una de las corporaciones que lo solicitó tras decidir quedarse en casa por la lluvia, pero no recibió la aprobación episcopal. El Monte Calvario, por su parte, al quedarse refugiado en la Catedral, sí que sacó en procesión a la mañana siguiente a sus titulares hasta la Victoria.

Con esta propuesta se reabre el debate del Sábado Santo malagueño, en el que no salen procesiones porque el obispo no quiere que resten protagonismo a la vigilia pascual, pese a que en otras provincias no existe inconveniente alguno. Así, el pasado año, el cabildo de hermanos de Santa Cruz, que en la actualidad realiza su estación de penitencia el Jueves Santo, aprobó salir en Sábado Santo. Pero también se encontró con la negativa episcopal. Por tanto, existen dos corporaciones dispuestas a instituir procesiones en esta jornada, aunque otras estarían dispuestas a negociar. Este debate requiere un análisis mucho más profundo, pero la propuesta de las hermandades del Viernes puede ser un precedente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios