Un colchón de consejos para dormir

  • El experto del sueño de Vispring aporta las claves para conciliar el sueño durante las noches de verano

Pasamos un tercio de la vida durmiendo o, al menos, intentándolo. Las altas temperaturas del verano no ayudan, precisamente, a que el descanso sea el deseado y son muchas las noches de insomnio tanto para los adultos como para los más pequeños de la casa. ¿Qué hacer cuando se supera la barrera de los 25 grados? o ¿cómo intentar evitar el desvelo? Son preguntas que desde Vispring, fabricante de colchones de lujo diseñados artesanalmente con materiales de calidad, se intentan responder con una serie de consejos, avalados por expertos en el sueño.

El experto del sueño de Vispring, Neil Stanley, proporciona un decálogo de pautas que pueden ayudar a superar este problema.

La primera pauta consiste en mantenerse despierto durante el día para poder conciliar el sueño durante la noche. Un paso previo que debe acompañarse de una rutina diaria a la hora de irse a la cama, lo que permite que se pueda establecer un tiempo de relajación antes de dormirse.

Tomarse un baño caliente media hora antes de irse a la cama ayuda a relajarse y a dormir bien. Un cuarto consejo es el de evitar ingestas dificultosas justo antes de acostarse. Tener a mano papel y boli para escribir las preocupaciones ayuda a no mantenerse despierto durante toda la noche dándoles vueltas.

Si se despierta en medio de la noche y pasan 15 minutos sin que se pueda dormir, hago algo como, por ejemplo, leer.

No es mala idea comprarse la mejor cama y de grandes dimensiones. Comprar la mayor cama que pueda reducirá cualquier interrupción del sueño. No escatime en gastos y haga una inversión. Un buen descanso favorecerá su bienestar a largo plazo. Por ello, haga del momento de irse a dormir un placer. Es igual de importante que las buenas dietas para la salud física y mental. También es fundamental hacer de la habitación un lugar donde poder estar tranquilo.

En las últimas de las recomendaciones se halla uno de los principales problemas con los que se presentan muchos hogares: los ronquidos. Si su pareja ronca y le dificulta el sueño, considere la posibilidad de dormir en camas o incluso habitaciones separadas. El experto reseña que "aunque al principio dé la sensación de que os alejáis, en realidad esto puede ser un acercamiento, ya que tras una noche de haber dormido bien todos estamos de mejor humor".

Más allá de este decálogo, también adquieren relevancia para obtener un buen descanso otros factores, como la luz. La oscuridad es importante para dormir, ya que incluso pequeñas cantidades de luz pueden resultar molestas a la hora de conciliar el sueño. Además, es importante evitar la luz de las pantallas electrónicas justo antes de irse a dormir. Esta luz (luz azul) es la que emiten ordenadores, teléfonos móviles, etcétera, yse ha demostrado que no permite la liberación de melatonina, provocando por consiguiente una mayor dificultad a la hora de conciliar el sueño.

En cuanto al calor, el experto de Vispring siempre recomienda descansar sobre materiales naturales, como cachemir, crin o bambú, que permiten que la humedad sea absorbida y liberada del colchón, y mejora la calidad del descanso. También es necesario mantener la temperatura perfecta; que la temperatura de la cama sea lo más fresca posible, entre los 16 y los 18 grados. Tampoco hay que olvidar elegir ropa de cama ligera.

La cama, el colchón y la almohada son elementos importantes para dormir bien. Que una cama sea cómoda o no es muy subjetivo, depende de la persona. Verificar las tensiones de muelles, rellenos y tamaños es importante. Pruebe algunos colchones para determinar cuál es la mejor opción.

No se precipite en su compra. Encontrar su nivel ideal de soporte y acolchado requiere tiempo. Pruebe cada cama durante al menos 10 minutos, con su pareja si comparte cama. Pruébela en la posición en que normalmente duerme, y dé la vuelta unas cuantas veces.

Compruebe el soporte. Si el colchón es demasiado firme, podrá deslizar su mano fácilmente entre el colchón y hueco de su espalda. Si el colchón es demasiado blando, no podrá deslizar su mano por debajo de su espalda.

No hay una posición perfecta dentro de la habitación ni posición ideal dentro de la cama. De hecho, durante la noche cambiamos de posición unas 12 veces. Por lo tanto, la única posición que importa es aquella con la que nos conseguimos quedar dormidos, que suele ser con la que cada individuo se siente más cómodo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios