Los colegios públicos tienen 76 puestos de limpieza, cocina y administración sin cubrir

  • De las 150 vacantes pendientes en julio tan sólo se han cubierto la mitad, según CCOO

  • Esto está perjudicando el funcionamiento diario

Dos cocineras en un colegio. Dos cocineras en un colegio.

Dos cocineras en un colegio. / m. h.

En julio se hizo un concurso de traslados del personal de administración y servicios de los centros educativos públicos. Había que cubrir 150 vacantes pero, dos meses después del inicio del curso, tan sólo se han hecho la mitad de los contratos. Esto supone que quedan aún 76 puestos de cocina, limpieza, ordenanzas y administrativos sin personal, según denunciaron ayer desde CCOO. Esto, como aseguró el secretario general del Sindicato de Enseñanza de Málaga, Félix Martín, "está perjudicando el funcionamiento de los centros" a diario y son sus compañeros, los equipos directivos o el profesorado el que tiene que paliar el déficit. Desde CCOO piden a la Junta de Andalucía que se aceleren lo máximo posible los trámites burocráticos para facilitar la llegada de este personal a los centros.

"Este año se ha agravado la situación por el concurso de traslados, hasta principios de septiembre no se han empezado a cubrir las vacantes y todavía a estas alturas quedan 76", apuntó ayer Félix Martín, al tiempo que subrayó que este personal "no depende de la Consejería de Educación, sino de Hacienda y Función Pública, de otra Consejería". Sin embargo, insistió en que "todo es la Junta de Andalucía" y apremió al Gobierno regional a solucionar el problema. "Este tipo de trabajo es menos visible de cara a la ciudadanía y no llama tanto la atención como si se habla de profesorado, pero perjudica a los centros. Limpiadoras y cocineras están sacan el trabajo adelante de las que faltan y la labor administrativa la tienen que hacer los equipos directivos", agregó el líder sindical. Entre estas vacantes en blanco también se encuentran, destacó Martín, el propio personal administrativo de la Delegación Territorial a pesar de ser el centro neurálgico de la tramitación.

La responsable del sector de laborales en CCOO de Enseñanza de Málaga, Gloria Pérez, explicó que para ser cubiertos se necesitan once trámites burocráticos "y si en el último o en alguno de ellos hay un error, se vuelve a la casilla de salida". Esto extiende el proceso durante "mínimo un mes", aseguró y señaló que "si esta burocracia se aplicara al personal docente, el alumnado estaría sin clase buena parte del curso, lo que demuestra la poca consideración que le merece este personal a la Junta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios