Málaga

Los coletazos de la crisis y la llegada de pateras centran la labor de Cruz Roja

  • El año pasado subió en un 185% la atención a inmigrantes en las costas malagueñas con 2.248 personas atendidas

Los coletazos de la crisis y la llegada de pateras centran la labor de Cruz Roja Los coletazos de la crisis y la llegada de pateras centran la labor de Cruz Roja

Los coletazos de la crisis y la llegada de pateras centran la labor de Cruz Roja

La mutilación genital se llevó la vida de las dos hijas de Mohamed. Con la tercera quiso huir y acabó en una patera en el puerto de Málaga. Puso su vida en manos de la Cruz Roja, igual que lo hicieron las 2.248 personas que llegaron a las costas de la provincia en 2017, un 185% más que en el año anterior. Éste fue el programa de la entidad malagueña que tuvo la subida más significativa en cuanto a atenciones. Pero no bajaron las cifras de las asistencias a personas en situación de extrema vulnerabilidad, que superaron las 22.000. Esta es la prueba de que "la recuperación económica no ha llegado a las personas que atendemos, los más vulnerables siguen siendo usuarios habituales", como explicó ayer el coordinador provincial de la entidad, Samuel Linares.

En el balance anual que realiza la entidad se destacaron ayer las casi 39.000 personas atendidas en más de 350.000 intervenciones durante el año pasado. En torno al 15% ó el 20% de media aumentó la asistencia en el medio centenar de programas que tiene puestos en marcha la entidad, según explicó Luis Utrilla, presidente provincial de Cruz Roja. "Este aumento de intervenciones es una prueba de que la crisis sigue siendo intensa y extensa y sigue evidenciando el fracaso de la sociedad en la atención a los más vulnerables y a los más necesitados", indicó.

En lo que se refiere a las prestaciones, se entregaron más de 10.500 lotes de alimentos, 2.800 de vestuario y se realizó el pago de 2.000 facturas de suministros. También se entregaron más de un millar de lotes de material escolar y 3.800 de productos de higiene. El año pasado se puso en marcha una nueva metodología, más allá de la atención puramente asistencial, "porque vimos que estas personas estaban muy afectados emocionalmente, que carecían de vida social y de ocio y teníamos que hacer algo para que retomasen su vida", apuntó Linares y destacó los 60 talleres de activación social que incluían desde formación hasta cuidado de la imagen personal y talleres contra la ansiedad. Pero la cifra que creció en 2017 de forma más significativa fue la atención a personas inmigrantes llegadas a las playas y al puerto de Málaga. El dispositivo asistencial se activó en 54 ocasiones. Más de 2.248 personas llegaron en patera (ayer fueron rescatada 55 personas). De ellas se dio cobijo provisional a unas 550. En cuanto al Plan de Empleo, que promueve la inserción de quienes tienen mayores dificultades para ingresar en el mercado laboral, logró que 526 usuarios encontraran un trabajo el pasado año. Todo esto es posible gracias a los 4.600 voluntarios, en un 56% mujeres, a los 25.000 socios y las 435 empresas que colaboran, "que son nuestros corazón y nuestros pulmones", como apuntó Utrilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios