Donde los colores vuelan

  • l Mariposario. C/ Muérdago, s/n. Benalmádena. De 10:00 a 19:00. Entradas: de 5 a 8,5 euros. Más información en el 951 21 11 96.

mariposario

Un lugar para perderse, para disfrutar de la naturaleza y de todos los colores que ésta puede ofrecer. Así es el Mariposario de Benalmádena, un original centro de ocio que hace pocas semanas abrió sus puertas al público y que se ha convertido en el recinto de estas características más grande de Europa. El Mariposario está dividido en varias partes, aunque la zona más especial es el área de vuelo donde se encuentran libremente entre 1.500 y 2.000 mariposas exóticas originarias de las áreas tropicales de todo el mundo. Para dar una mayor realismo a la zona donde habitan estos animales se ha creado un espectacular jardín tropical de más de 900 metros cuadrados y ocho metros de altura. El jardín se ha concebido de tan manera que el visitante puede ver nada más entrar una visual limpia de todo el recinto de forma natural.

Pero criar y mantener a este tipo de animales requiere unas condiciones muy delicadas. Por ello se ha prestado un especial interés a la climatización del recinto, que se encuentra a una temperatura de entre 24 y 28 grados centígrados con un 70% de humedad. Además, el control de plagas también se realiza de forma pormenorizada, al no poder emplearse ningún producto fitosanitario, por lo que todo se lleva a cabo de forma manual o mediante lucha biológica.

Estas condiciones óptimas permiten que los visitantes puedan ver unas 150 especies distintas a lo largo del año. Además, el recinto se ha concebido como un zoológico de inmersión, pues el visitante podrá conocer sin ningún tipo de barrera el comportamiento de los animales que se encuentran volando libremente. Así, el Mariposario de Benalmádena es un centro totalmente dinámico, ya que a este contacto directo se suma la esperanza de vida de las mariposas, de unas dos semanas, por lo que cada poco tiempo la población se renueva completamente.

Las características especiales de este curioso centro de ocio también llegan a la arquitectura del edificio. Situado frente a la Stupa de Benalmádena, el edificio se ha construido en estilo tailandés para armonizar con el entorno. De hecho, las tejas de la pagoda que cubre la entrada se fabricaron en Tailandia y es la teja original que se usa tradicionalmente en los templos de este país. De esta manera además, se quiere rendir un homenaje al continente asiático, ya que en China hace 4.000 años comenzó la cría de mariposas para la producción de seda, aunque posteriormente en Tailandia, Malasia e Indonesia arrancaron las labores de crianza para su exhibición en cautividad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios