Málaga

El comedor escolar es gratuito para unos 24.100 alumnos, el 47% del total de usuarios

  • Este curso se servirán alrededor de 6 millones de menús en los 331 centros que disponen del servicio

Un comedor escolar. Un comedor escolar.

Un comedor escolar. / m. h.

Unos 55.000 escolares malagueños utilizan el servicio de comedor escolar en los 331 centros públicos que lo ofrecen este curso escolar, al que se ha sumado el CEIP Las Maravillas de Maro. De ellos, casi la mitad, el 47% para ser exactos, tiene una bonificación del 100%. Esto supone que 24.100 alumnos almuerzan de forma gratuita en el colegio o el instituto. Para otros la cifra no es tan alta, pero siete de cada diez usuarios malagueños gozan de algún tipo de bonificación. Están exentas de pago del comedor las familias con mayores dificultades económicas, además del alumnado que tiene que salir fuera de su localidad de residencia para asistir a su centro docente, así como aquellos que, por motivos familiares, se encuentren en situación de dificultad social extrema o riesgo de exclusión, entre ellos los hijos de mujeres víctimas de violencia de género.

Este año se prevén servir en los centros alrededor de seis millones de menús, para lo que la Junta de Andalucía destina un presupuesto de 14,5 millones de euros en la provincia. Esta cifra se eleva a 94 millones en el contexto andaluz, en el que se atienden a 190.000 alumnos. La Junta tiene fijado un precio público homogéneo de 4,38 euros diarios el menú, sobre el cual se aplican los diversos porcentajes de subvención. Unos 100 comedores escolares de Málaga cuentan con cocinas in situ, mientras que en el resto de los casos la prestación del servicio se encuentra adjudicada a diversas empresas del sector.

La falta de plazas de comedor en algunos centros ha sido una fuente de conflicto para las familias. Sin embargo, el pasado curso escolar la Junta de Andalucía se comprometió a aumentar el número de puestos para garantizar el acceso de los alumnos cuyos progenitores, o uno de ellos en el caso de familias monoparentales, trabajan en el horario de los mismos. También han tenido prioridad los menores inscritos en el plan de Solidaridad y Garantía Alimentaria (SYGA).

En cuanto a los menús, se promueve una alimentación saludable supervisada por nutricionistas y que, entre otros aspectos, se caracteriza por una mayor proporción de verdura, fruta fresca como postre al menos cuatro días a la semana y el uso de aceite de oliva virgen extra. En la dieta debe haber más pescado que carne, que debe ser magra, se prohiben los alimentos precocinados y se limitan los fritos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios