El robo de comida en el colegio de Los Asperones obliga a cerrar el comedor

  • La sustracción se produjo en la madrugada del lunes · Los delincuentes se llevaron, aparte de material escolar, las provisiones para almuerzos y desayunos de la semana

El comedor del colegio María de la O, en los Asperones, ha cerrado sus puertas temporalmente y los escolares tienen que comer en sus casas. El motivo es tan indigno como sorprendente. Unos delincuentes asaltaron el centro la madrugada del lunes y arrasaron con las despensas en las que se almacenaban las provisiones de toda la semana para venderlas posteriormente. Además, causaron diversos daños y se apoderaron de diverso material escolar.

Fuentes educativas informaron de que el robo se produjo en la madrugada del lunes, horas antes de que el colegio abriese sus puertas. Los ladrones irrumpieron por la ventana de la cocina, después de abrir las rejas, para lo que se podría haber utilizado un gato hidráulico. Estos camparon a sus anchas por las distintas aulas y se apoderaron de dos radiocassetes, un teclado y una cámara de fotos. Los ordenadores, ni los tocaron.

Pero este botín les pareció escaso y decidieron causar un daño mayor. Los delincuentes se dirigieron hacia el comedor y en la cocina se apoderaron de la comida con la que se iban a elaborar los menús de los escolares para toda la semana.

El lunes, antes de entrar, los profesores vieron los destrozos y ya se temieron lo peor. Lo que no podían imaginar es que los ladrones habían arramblado con toda la comida, las existencias de toda una semana que se guardaba en alacenas y congeladores, según explicaba ayer la directora del centro María de la O, Alicia Alonso. Desde ese, los pequeños no han vuelto a comer en el colegio, donde desayunaban y almorzaban. "No sólo es porque hayan robado la comida, sino porque al estar rota la ventana pueden entrar bichos o animales porque esto es el campo y no nos fiamos", manifestó.

El sentimiento de todo el personal docente es de "desencanto", después de haber conseguido normalizar la situación en la difícil barriada de Los Asperones. Tras muchos años sufriendo robos de forma continuada, el curso pasado transcurrió sin un solo incidente. "Estábamos muy contentos porque pensábamos que eso ya se había acabado, pero ahora pensar que desde el barrio vuelven a hacernos esto, nos desanima mucho".

La Policía Nacional se ha hecho cargo del caso y realiza indagaciones para tratar de identificar y detener a los ladrones, que sospechan que puedan ser vecinos del propio barrio.

El colegio María de la O había conseguido controlar el absentismo y mejorado las conductas de los pequeños, dado que la mayoría son hijos de jóvenes que ya estudiaron en el centro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios