La comisión que regirá el Cautivo tendrá miembros de la propia cofradía

  • El comisario episcopal destaca la normalidad y la colaboración de los hermanos

Comentarios 1

Carlos Ismael Álvarez, el comisario que desde el pasado miércoles dirige los designios de la cofradía del Cautivo, contará para su gestión de la hermandad con un equipo compuesto por cuatro hermanos de la propia corporación que harán las veces de comisión permanente. Así lo ha hecho saber el cofrade a este medio, que contará con Guillermo Jáuregui, Francisco Cabello, Daniel López y Antonio Ramos para aconsejarle en esta empresa, ya que son personas de su confianza. El abogado señala que "a pesar de que el decreto me faculta para elegir personas de fuera de la hermandad, he decidido que sean hermanos del Cautivo quienes me acompañen".

Una vez que se le comunicó oficialmente la decisión del Obispado, el ex hermano mayor de la archicofradía de la Esperanza se dirigió a la parroquia de San Pablo para rezar a las imágenes titulares de la hermandad, Jesús Cautivo y la Virgen de la Trinidad. Allí tuvo la oportunidad para presentarse ante el párroco de San Pablo y director espiritual de la hermandad. Posteriormente, Carlos Ismael Álvarez acudió a la casa hermandad para encontrarse con los hermanos allí presentes. De su primera visita como máximo responsable de la hermandad del Cautivo, el comisario destacó la "normalidad, comprensión y colaboración total de todos los que estaban presentes. Pude tener un momento para verme con todos ellos, presentarme y darles mi visión del asunto". La situación interna de la hermandad del Cautivo requiere de una profunda revisión en la que, según hermanos de la cofradía, Carlos Ismael Álvarez ya ha comenzado a trabajar.

Una de las medidas que ha tomado el comisario ha sido mantener los puestos de procesión ya establecidos y aprobados por la junta anterior, con el fin de no condicionar la salida procesional del próximo Lunes Santo cuando quedan algo más de treinta días para su llegada. La hermandad se encuentra en estos días realizando los preparativos de limpieza de enseres para las próximas salidas procesionales y de reparto de túnicas de los diferentes puestos procesionales hasta finales del mes de marzo.

Esta decisión del Obispado responde, según la nota de prensa enviada, a una "situación de fractura" en el seno de la cofradía del Cautivo y los hechos acontecidos "afectan tanto a la vida interna de la hermandad como a la imagen de las hermandades y cofradías de la nuestra ciudad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios