Un conductor circula de forma temeraria por la capital y causa lesiones a varias personas

  • Durante la persecución policial, el vehículo, con tres ocupantes, recorrió varias calles en dirección contraria

El vehículo que se dio a la fuga. El vehículo que se dio a la fuga.

El vehículo que se dio a la fuga.

Agentes de la Policía Local de Málaga han detenido al conductor de un turismo, vecino de la capital de 23 años, y a sus dos ocupantes, tras una persecución por varias calles de la ciudad en la que pusieron en peligro la vida de otros usuarios. Así, supuestamente circularon a gran velocidad y en dirección contraria en varios momentos y colisionaron con múltiples vehículos en el camino, causando lesiones a varias personas.

Todo comenzó sobre las 13:50 cuando policías locales que prestaban su servicio de paisano divisaron un vehículo ocupado por tres jóvenes, que circulaba desde calle Virgen del Sagrario hacia plaza de la Biznaga, no llevando ninguno de ellos abrochados los cinturones de seguridad.

Además, el conductor iba haciendo uso del teléfono móvil, a lo que se añadía, tal y como los agentes pudieron comprobar a través de los medios telemáticos disponibles, que el vehículo no tenía la ITV en vigor, según han informado desde la Policía Local de Málaga en un comunicado.

Los agentes activaron los dispositivos acústicos y luminosos del vehículo camuflado, colocándose junto al coche a la altura del número 28 de la calle Virgen de la Fuensanta, identificándose como policías locales y haciéndole claras indicaciones al conductor para que se detuviera, pudiendo oír como el pasajero trasero gritaba "la policía".

El conductor hizo caso omiso y aceleró bruscamente, rebasando el semáforo del cruce con avenida La Aurora en fase roja. Al tratarse de una vía de un solo carril para cada sentido y debido a la intensidad del tráfico, el vehículo fugado llegó a golpear a otros que circulaban por esa vía para abrirse paso, mientras eran seguidos por los agentes en el vehículo camuflado.

Trayectoria que realizó el vehículo durante la persecución policial. Trayectoria que realizó el vehículo durante la persecución policial.

Trayectoria que realizó el vehículo durante la persecución policial. / Policía Local de Málaga

El individuo continuó circulando a gran velocidad "y sin adoptar las mínimas medidas de seguridad", cruzando la intersección con avenida Las Américas y rebasando la mediana y el carril en sentido contrario a la altura del Edificio Administrativo de Usos Múltiples, han apuntado.

Asimismo, según han precisado desde dicho cuerpo policial, accedió al ramal de enlace de la avenida Andalucía con Puente de las Américas, "donde circuló en sentido contrario al estipulado a pesar de tratarse de una vía de un solo carril y escasa visibilidad, tras lo accedió a avenida Andalucía en sentido centro".

Debido a la peligrosidad de las maniobras y a fin de no poner en peligro a otros usuarios de vía, los policías locales extremaron las medidas de seguridad, persiguiéndoles a una velocidad moderada, viendo cómo "la temeraria circulación del vehículo fugado hacía que se fuese alejando, si bien estuvieron informando en todo momento al resto de patrullas la dirección de huida".

Aún así, los agentes pudieron ver con claridad que el vehículo circulaba por el carril auxiliar de avenida Andalucía en sentido contrario, cruzándose de forma transversal al llegar a la altura del semáforo peatonal sito a la altura del número 36 por encima del paso de peatones y acerado, lugar por el que en ese momento estaban cruzando varios peatones.

Tras ello, los individuos encontraron nuevamente la vía obstruida a la altura de calle Virgen de la Inmaculada con motivo del semáforo en fase roja, accediendo al carril auxiliar "y golpeando para ello a un turismo que circulaba por el mismo", además de que chocaron con otros dos coches estacionados, causándole daños.

Posteriormente, el vehículo fugado "estuvo a punto de atropellar a varios peatones", tras lo que avanzó unos metros más por la acera y accedió nuevamente a la calzada en avenida Andalucía en sentido centro, incorporándose en ese instante a la persecución una dotación en vehículo con distintivos policiales, igualmente con las señales acústicas y luminosas activadas.

Desde la Policía Local han precisado que entre los peatones cuya vida corrió peligro con motivo de las acciones temerarias del conductor fugado, se encontraba tres mujeres que precisaron asistencia médica, siendo trasladadas por ambulancia a un centro hospitalario con crisis de ansiedad, sumándosele a una de ellas un traumatismo costal.

Asimismo, el coche fugado llegó a un semáforo donde había varios vehículos detenidos, que fueron embestidos "debido a la gran velocidad a la circulaba y al intentar pasar entre los mismos", originando nuevamente daños a un total de cuatro vehículos además de lesiones, en principio, a dos personas, que se dolían del cuello.

El vehículo patrulla que lo perseguía se detuvo justo detrás para evitar que pudiera salir marcha atrás, a pesar de lo cual el individuo que conducía el vehículo accionó la marcha atrás y embistió al coche policial ocasionándole daños.

Los tres ocupantes se bajaron del coche tras comprobar que dicha maniobra no les iba a ser posible y emprendiendo la huida a la carrera, aunque fueron perseguidos por los agentes que lograron alcanzarlos, ofreciendo fuerte resistencia a ser detenidos, llegando el conductor, que se había escondido bajo el Puente de las Américas tras un seto de la zona ajardinada, a propinar golpes al agente que lo arrestó.

Posteriormente, los efectivos comprobaron que el conductor carecía de permiso por no haberlo obtenido nunca, constándole además numerosos antecedentes, siendo el último una reseña del pasado mes de febrero, también por parte de la Policía Local de Málaga, en este caso por delito de violencia en el ámbito familiar.

Ante los hechos, los agentes detuvieron a los tres hombres y los trasladaron a dependencias del Grupo de Investigación de Accidentes y Atestados (GIAA) de la Policía Local de Málaga, siendo los dos adultos posteriormente puestos a disposición judicial, y el menor entregado a su madre, quedando informada de la obligación de personarse en la Fiscalía de Menores de Málaga cuando fuese requerida.

En cuanto al vehículo fugado, tras comprobarse que no figuraba sustraído y que pertenecía a una persona con vínculos familiares con dos de los individuos, fue trasladado por grúa al depósito municipal a disposición del GIAA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios