La conductora que atropelló a un padre y su hijo superó la velocidad fijada

  • Iba a 47,7 kilómetros por hora según la Policía Local, cuando la permitida era de 30

La conductora que atropelló mortalmente a un padre y su hijo en la calle Rodeo iba a más velocidad de la permitida. Así se recoge en la ampliación del atestado de la Policía Local de Málaga remitido al juzgado que investiga el accidente.

Según el informe, la mujer iba a 47,7 kilómetros por hora cuando la velocidad permitida en esa calle era de 30. La conclusión se basa en la reconstrucción del siniestro hecha por los agentes. De acuerdo al atestado, la calzada estaba limpia, el vehículo estaba en correcto estado, había luz, la conductora no había bebido alcohol, tenía más de 15 años de carné y la vía estaba correctamente señalizada. También indica que la mujer no hizo ninguna maniobra para esquivar a los peatones, un árbol ni un vehículo con el que colisionó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios