Más de 100 conductores denuncian la venta de gasoil en mal estado

  • Una estación de servicio de la capital ha recibido 137 reclamaciones por graves fallos mecánicos en los vehículos tras repostar · La reparación cuesta hasta 7.000 euros

Comentarios 4

Más de un centenar de conductores aseguran que sus vehículos han sufrido graves daños internos -valorados entre 1.000 y 7.000 euros- después de repostar en una gasolinera de un centro comercial de la capital por, supuestamente, recibir combustible en mal estado. Se da la circunstancia de que todos los afectados echaron gasoil en la misma estación de servicio y el mismo día: el 5 de diciembre.

Juan Cañas no se podía imaginar que iba a tener tantos problemas en Navidad simplemente por parar a repostar. El 5 de diciembre entró en la nueva gasolinera que ha abierto Carrefour junto al centro comercial Los Patios y echó 31 euros de gasoil. "A los dos o tres días empecé a tener problemas con el arranque y lo llevé al taller. Tras verlo, me dijeron que allí no podían arreglarlo y que tenía que llevarlo a la casa oficial. Estaba afectado todo el sistema de inyección y me han dado una factura de 5.300 euros", comenta indignado.

En un principio pensaba que el problema era exclusivamente de su vehículo, pero los propios mecánicos le informaron de que a lo largo de esos días habían entrado numerosos coches en distintos talleres con el mismo tipo de problema. Atando cabos, comprobó que los afectados habían echado gasoil el mismo día en la misma estación y crearon una plataforma que ahora misma está formada por una veintena de personas, pero Cañas subraya que hay más de un centenar de damnificados. De hecho, la propia empresa reconoce que ha recibido 137 reclamaciones.

Cañas afirma que han denunciado el caso en las oficinas de consumo de la Junta de Andalucía y del Ayuntamiento de Málaga y que están a la espera, un mes después, de que el centro comercial y su aseguradora les dé alguna solución. Mientras tanto, Cañas ha tenido que pagar los 5.300 euros por adelantado y para ello ha tenido que pedir dinero a sus familiares porque no tenía esa cantidad. "Espero que me devuelvan el dinero lo antes posible porque el sacrificio no ha sido solo mío sino de toda mi familia", apostilla. Durante este mes ha tenido que alquilar un coche para poder ir a trabajar.

Andrés Pena es otro de los afectados y, según comenta, "estamos desesperados porque no tengo coche ni dinero para arreglarlo". Pena relata que echó 40 euros ese día y se fue a su casa, dejando el coche en el garaje. "Cuando fui a cogerlo otra vez estaba muerto. En la casa oficial me dijeron que la bomba estaba rota y que costaba 600 euros, fastidiándome la Navidad, pero cuando me dijeron que también estaba destrozado el sistema de inyección y que eran 5.300 euros me hundí", añade este conductor, que ahora tiene que ir andando todos los días dos kilómetros para llegar a su trabajo.

Fuentes del centro comercial explicaron ayer que "se está analizando el gasóleo A para ver si ha habido una incidencia y qué ha podido motivarla", si bien desde esta empresa quieren dejar claro que "se ha tratado de un hecho totalmente puntual en un día concreto". Afirman que están tramitando todas las reclamaciones y que su seguro comprobará cada caso y hará los peritajes oportunos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios