Los constructores critican la escasez de las inversiones programadas

  • De la Torre valora el efecto de obras como el baipás de Almodóvar o el AVE a Granada

El aeropuerto de Málaga, que quedará conectado en unos años con la hiperronda. El aeropuerto de Málaga, que quedará conectado en unos años con la hiperronda.

El aeropuerto de Málaga, que quedará conectado en unos años con la hiperronda. / javier albiñana

Más allá de la esfera de las formaciones políticas, la primera impresión causada por las cuentas diseñadas por el Gobierno central para la provincia de Málaga no parece del todo favorable. Al menos a ojos de los constructores y promotores, se trata de un presupuesto escaso en inversiones y que sigue dejando de lado la que, a su juicio, es la gran asignatura pendiente de la provincia: el tren litoral. "La primera impresión es que vuelven a ser bajos", dijo ayer la secretaria general de la Asociación de Constructores y Promotores (ACP) de Málaga, Violeta Aragón, quien recordó que en 2008 eran 1.200 millones los que se destinan a este territorio, frente a los poco más de 142 del presente ejercicio.

A este primera apunte añadió otro: "generalmente aparecen de forma recurrente algunos proyectos que ya estaban el año pasado, lo que pone de manifiesto que no se ejecutó la partida prevista". Y de manera precisa apunta a la obra del acceso norte al aeropuerto, que en 2017 se incluyó con casi 6,5 millones de euros, misma suma que aparece ahora para arrancar los trabajos de ejecución. Aludió también a la aparición de 22 millones de euros para la cárcel de Archidona, terminada hace años.

Y, como tercera consideración, insistió en lo "insuficiente" de ciertas asignaciones, caso de la relativa al tren a Marbella. "No nos parece adecuado, que los proyectos que se incluyan sean para tomarlos en serio y no que una anotación en el presupuesto", dijo de manera crítica Aragón, quien también apuntó que los estudios para abordar el soterramiento del tren del puerto están sobre la mesa desde hace algunos años, sin que se haya dado el siguiente paso.

La reacción de la ACP contrasta con la del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, El dirigente, no hace mucho crítico con la apuesta inversora del Gobierno en la provincia, ayer se mostró cauto tras conocer los datos del presupuesto. De hecho, valoró el "moderado" crecimiento que tienen respecto a 2017, cuando se cifraron en 136 millones, haciendo hincapié en la existencia de otras inversiones en el entorno de Málaga que tienen un "efecto positivo" sobre este territorio. Aludía de manera clara, por ejemplo, al AVE a Granada o al baipás de Almodóvar del Río, que recibe 12,4 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios