Los constructores critican que la "parálisis" política hunde al sector

  • La inversión en obra pública cae casi un 30% en el primer semestre de 2015, año lleno de citas electorales

Los constructores advirtieron ayer de las "nefastas" consecuencias que la concatenación de tres citas electorales a lo largo de un año están acarreando para el sector, que, según advirtieron, se "hunde" por la "paralización" política y el "vacío gubernamental". Según los datos de la Asociación Provincial de Constructores y Promotores de Málaga (ACP), durante los primeros seis meses del año, la licitación de obra pública cayó un 27% con respecto al mismo periodo del 2014. De continuar con esta tendencia, los promotores malagueños prevén cerrar 2015 en "un nuevo mínimo histórico".

"El largo periodo electoral hace que los políticos se preocupen más de cómo llenar los sillones que de invertir", criticó el hasta ayer presidente de la ACP, José Prado, durante la presentación del balance de 2014 y los primeros meses de 2015, previa a la Asamblea General Anual de la asociación, en la que Emilio López le tomó el relevo en el cargo. Según detallaron, la inversión en obra pública aumentó un 80% en el conjunto de 2014, cuando se situó en los 259,39 millones de euros, frente a los 144 de 2013.

Sin embargo, definieron estos datos como "un mero espejismo y una ilusión", ya que, en el primer semestre de 2015 la cifra cayó a los 75,32 millones, mientras que en el mismo periodo del año anterior la cifra ascendió a 103,25 millones, lo que supone una reducción del 27%.

Además, Prado subrayó la importancia de destinar más fondos a la construcción y mantenimiento de infraestructuras en una provincia que posee una industria "monocolor", en referencia al turismo. "Si no dotamos de instalaciones a ese turismo mal nos vamos a ver. Si no pintamos las carreteras, quitamos los puntos negros y se facilita la movilidad, mal nos vamos a ver", insistió Prado. En el mismo sentido, consideró que si esto no se hace "perderemos valor en el ranking nacional de turismo". Asimismo, incidió en la relevancia del sector para la creación de empleo. Así, afirmó que, en la provincia, por cada millón que se invierte en infraestructuras se generan 12 empleos directos y otros seis indirectos, a lo que habría que añadir "el retorno fiscal" para las administraciones públicas, que cifró en el 68%.

Con respecto a la actividad promotora, en el conjunto de 2014 se visaron 377 proyectos, dos de ellos para desarrollar 15 viviendas de protección oficial (VPO) y el resto para construir 783 inmuebles libres. De todos, el 91% lo constituyen viviendas unifamiliares, según dijeron. Además, explicaron que ninguna de las 270 viviendas visadas en los primeros seis meses de 2015 corresponden a VPO.

Por ultimo, Prado también criticó el "retraso crónico" por parte de las administraciones a la hora de pagar a los contratistas, así como la adopción de medidas legislativas que son "zancadillas" para el sector, como el decreto de proyección del litoral andaluz o la falta de un Plan Andaluz de Vivienda (el último data de 2012). En el caso de la Junta de Andalucía, cifró en unos 30 millones de euros lo que la administración autonómica adeuda solo en materia de conservación de carreteras, a los que habría que sumar unos 70 millones más en otros conceptos. "Las empresas hacen de entidades financieras", apostilló, a la vez que aseguró que "hay promesas de pago que todavía no se están llevando a cabo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios