Una consulta de logopedia enseña a tragar a enfermos con problemas de deglución

  • Funciona en el Hospital Carlos Haya desde finales de enero. Trata a pacientes con sonda

Hay personas que bien por una enfermedad o por su avanzada edad tienen problemas para tragar. Esa dificultad se llama disfagia y suele tener dos complicaciones: las respiratorias, porque parte del alimento pasa a los pulmones, y las nutricionales, porque ante esa dificultad muchos pacientes cada vez comen menos. El Hospital Carlos Haya ha abierto una consulta de logopedia en la que se reeduca y se entrena a estos pacientes para que recuperen o mejoren la función de tragar. Se puso en marcha a finales de enero dentro de la Unidad de Gestión Clínica de Rehabilitación. Los enfermos son remitidos por la Unidad de Disfagia. Los logopedas se encargan de enseñarles ejercicios para reforzar la musculatura que interviene en la deglución; la de los labios, la lengua y el velo del paladar.

El objetivo es que el paciente recupere la movilidad, el tono y la sensibilidad de esa parte de la boca. Se consigue a través de ejercicios sencillos. El profesional se los enseña en la consulta y luego el enfermo debe repetirlos en casa. Aunque los ejercicios son simples, las maniobras resultan difíciles de aprender y requieren entrenamiento. Los resultados se logran a medio y largo plazo. Este tipo de reeducación se da a pacientes que se nutren con sonda. La logopeda suele empezar con un yogur. Al mismo tiempo, con un aparato específico mide el tiempo, el ritmo y la forma en que traga el paciente.

Poco a poco, con el entrenamiento, el enfermo recupera la capacidad de tragar ya sin riesgo. Entonces se le establece una alimentación que ya toma en casa y que al comienzo suele ser en forma de puré. Según informó ayer el hospital, el programa de logopedia reduce las complicaciones nutricionales y respiratorias de la disfagia a la vez que mejora su situación nutricional porque puede alimentarse mejor.

"Se estima que el 15% de las personas mayores de 65 años sufre disfagia debido a la pérdida de musculatura, cifra que aumenta hasta llegar al 40% en personas mayores que viven en residentes", apuntó el centro sanitario. Hay patologías en las que las dificultades para tragar son especialmente importante. Por ejemplo, en accidentes cerebro-vascular (47%), daños cerebrales traumáticos (25%), alzheimer (25%), esclerosis múltiple o esclerosis lateral amiotrófica (60%). El hospital ha editado folletos, que han sido elaborado por los profesionales, para que los pacientes y sus familiares entrenen en casa los ejercicios aprendidos en la consulta con el logopeda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios