La contratación indefinida está en peligro de extinción en la provincia

  • Solo el 5% de los contratos que se firmaron el año pasado en Málaga eran indefinidos, tres puntos menos que en 2007 · El Gobierno no suelta prenda de la reforma laboral que se aprobará mañana

Comentarios 1

Solo cinco de cada 100 contratos que se firman en Málaga son indefinidos. Es un volumen paupérrimo que muestra a las claras la escasa seguridad laboral de los trabajadores en esta provincia y es una de las múltiples vertientes que explican por qué hay más de 200.000 parados en Málaga. El Gobierno aprobará mañana una reforma laboral que pretende paliar este desaguisado con el que ni ciudadanos, ni empresarios, ni sindicatos están contentos, pero que se ha convertido en un déficit de competitividad ya estructural en el país.

Según los datos del Ministerio de Trabajo, en 2011 se firmaron 536.641 contratos en Málaga de los cuales 30.080 (el 5,6%) fueron indefinidos y 506.561 (el 94,4%) fueron temporales. Cabe señalar que en los primeros se incluyen además aquellos contratos temporales que a lo largo del año pasado se convirtieron en indefinidos, por lo que el número de partida es aún menor (solo 12.414). La situación en el resto de Andalucía y de España no es mejor. En la comunidad autónoma se hicieron 3,5 millones de contratos el año pasado y solo el 3,6% eran indefinidos, mientras que en España el porcentaje es del 7,7%.

La crisis económica, la falta de actividad, el coste que supone un despido... Hay numerosas causas que, según empresarios y sindicatos, justifican esta situación. La contratación indefinida siempre ha sido una rara avis aunque en los últimos años ha entrado directamente en peligro de extinción. En el año 2007, por ejemplo, los contratos indefinidos representaron el 8,5% del total y desde esa fecha el porcentaje ha caído en picado.

El Gobierno mantiene en secreto cuál será el contenido de la reforma laboral y tanto la oposición como los sindicatos criticaron ayer duramente al presidente Mariano Rajoy por ese silencio. El líder popular solo dijo que será una reforma "necesaria, urgente e imprescindible" e instó a patronal y agentes sociales a que ultimen un acuerdo para que la reforma no sea aprobada de forma unilateral por parte del Gobierno.

Mientras tanto, la radiografía de la contratación en Málaga es para echarse a llorar. Hay un auténtico mundo dentro de la contratación temporal. Están los contratos por obra y servicio, que el año pasado aglutinaron nada más y nada menos que 177.268 documentos. La mayoría de ellos fueron suscritos por personas de entre 30 y 39 años, dando una sensación de incertidumbre a personas que, por edad, deberían empezar a tener una estabilidad laboral y familiar para poder mirar hacia el futuro. La mayoría de estos contratos no especifican cuál será su duración, aunque, eliminando éstos, el fenómeno es más que llamativo. El año pasado se firmaron 14.000 contratos por obras y servicios de menos de una semana y casi 6.000 de entre una y dos semanas. La nota positiva es que, al menos, las dos terceras partes eran de jornada completa.

Luego están los contratos "eventuales por circunstancias de la producción", los más utilizados ya que se suscribieron 273.666 de este tipo el año pasado. La película es la misma: el 64% eran por menos de un mes. La tercera pata de la contratación temporal son los contratos de interinidad. Se hicieron casi 50.000 el año pasado y, al margen de los indeterminados, más del 25% eran de menos de dos semanas. Además de éstos, hay un amplio abanico de contratos temporales. Se firmaron 576 a personas discapacitadas (la mayoría por menos de un año); contratos de relevo; por jubilación parcial; de sustitución por jubilación a los 64 años; en prácticas; de formación...

Los empresarios y los sindicatos se quejan amargamente de la gran variedad de contratos existentes e incluso la patronal ha pedido que solo haya un tipo, aunque el Gobierno lo ha descartado. Mañana se conocerán los detalles de la reforma laboral y, en los próximos meses, se verá si es efectiva o no para crear empleo y para que aquellos que tengan un puesto de trabajo puedan respirar sin mirar el calendario día tras día.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios