Los controladores aéreos aparcan la huelga en agosto para rebajar la tensión

  • El comité ejecutivo del sindicato Usca decidió ayer por la tarde no hacer paros este mes "en un ejercicio de responsabilidad" · La Costa del Sol hubiera sido uno de los destinos más afectados

Los nueve vocales que integran el comité ejecutivo del sindicato mayoritario USCA, que agrupa al 95% de los controladores que Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) tiene en plantilla, decidieron ayer por la tarde, tras casi tres horas de deliberación y por "unanimidad", no ejercer su derecho a la anunciada huelga en agosto en un "ejercicio de responsabilidad".

En declaraciones a los medios, que se concentraban a las puertas del hotel donde se reunía el comité, el secretario de Comunicación de USCA, César A. Cabo, y en un receso de la reunión anunció que el comité ejecutivo ha decidido "no ejercer el derecho legal a la huelga en agosto, demostrando un ejercicio de responsabilidad" al entender que el Gobierno va a "empujar a Aena a retomar las negociaciones". "Una vez más hemos entendido la preocupación del sector turístico y de numerosos pasajeros", destacó Cabo, quién apuntó que el sindicato espera ahora que "Aena vuelva a la mesa de negociación de la que se levantó", con "una actitud ahora sí constructiva".

El anuncio de los controladores supone un respiro para los principales destinos turísticos españoles y, como no, para la Costa del Sol ya que la mayor parte de los turistas que visitan esta provincia son extranjeros y, por tanto, vienen en avión. Además, agosto es el mes por excelencia para la Costa del Sol. Había una enorme preocupación en el sector turístico local que, por ahora, se relaja si bien la amenaza de la huelga sigue latente.

Cabo afirmó que esta decisión es "definitiva" y, tras valorar como positivas las declaraciones del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó que USCA está "a la espera" de poder retomar las negociaciones "mañana mismo".

Los controladores decidieron adelantar a ayer por la tarde la reunión del comité ejecutivo de USCA, que estaba prevista para mañana tras la ruptura de las negociaciones escenificada por ambas partes el pasado viernes, ante la petición del sector y de los usuarios. Según consta en el acta de la última reunión celebrada el viernes entre Aena y los controladores, USCA propuso al ente continuar con las negociaciones durante el fin de semana, para lo que Aena exigió que presentara una declaración formal en la que constase que no se van a convocar los paros. USCA señaló que dicha responsabilidad recae en su órgano directivo y se comprometió a convocar a su comité ejecutivo para tomar la decisión, reunión que fijó para mañana, pero que decidió adelantar a esta tarde para "aliviar la incertidumbre existente en el sector turístico y en los pasajeros".

Los controladores -en el aeropuerto de Málaga hay 60- insistieron en que el adelanto de su decisión responde no sólo a la petición de Aena sino a las realizadas desde el sector turístico, las aerolíneas y los propios usuarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios