Los controladores ningunean a Aena y piden verse con Blanco para negociar

  • Quieren que el ministro, muy crítico con el gremio, desactive una huelga aprobada por el 98% de la plantilla en Málaga · El Gobierno recuerda que su oferta, 200.000 euros al año, es muy generosa en plena crisis

Comentarios 1

El sindicato de controladores USCA solicitará hoy mismo una reunión con el ministro de Fomento, José Blanco, para que "empuje" la negociación, porque consideran que la tardanza de Aena en responder a sus propuestas es el "principal escollo" para llegar a un acuerdo sobre el convenio colectivo, algo que preocupa sobre manera a los 60 controladores existentes en el aeropuerto de Málaga y, de paso, a todo el sector turístico de la Costa del Sol toda vez que una huelga tendría importantes consecuencias. En un receso de la reunión que mantenían desde este mediodía las dos partes, uno de los portavoces de USCA, César Cabo, se quejó de la tardanza de Aena en responder a sus propuestas. Esta situación va a hacer que las negociaciones continúen también hoy, a partir de las 10:00. Según explicó, el principal obstáculo para llegar a un acuerdo en el convenio colectivo del sector es que Aena "va a un ritmo mucho más lento, sin aportar soluciones, que el sindicato".

Por ello, y en paralelo a las negociaciones, los controladores "nos vemos obligados" a recurrir al ministro para que desde el Ministerio "se empuje la negociación". Blanco no es precisamente el principal seguidor del gremio. Sus declaraciones han sido a menudo muy duras, y él fue el impulsor de los cambios legislativos destinados a rebajarles el sueldo. Aunque Aena y controladores estaban dispuestos a cerrar un acuerdo ayer mismo, tendrá que ser el titular de Fomento quien desatasque este pulso. Cabo reiteró que "la masa salarial no está en discusión", sino las condiciones de trabajo y la forma de aplicar las normas relativas a los turnos y los descansos e invitó al Gobierno a que explique a qué "privilegios" del colectivo se refiere. Aunque los controladores no lo han concretado, de llevarse a cabo la huelga se convocaría después del 16 de agosto, por los 10 días de preaviso que se requiere por ley. Los aeropuertos españoles de la red de Aena prevén registrar más de 27.500 vuelos entre el 16 y el 20 de agosto, fechas entre las que podría recaer la huelga, según datos del ente.

En la reunión del miércoles, ambas partes debatieron las 12 propuestas que los controladores han remitido a la compañía. En seis de ellas se produjeron avances ayer: la acción social, la situación de los controladores mayores de 57 años, las cargas de tráfico en las posiciones de control, la reducción de las configuraciones operativas de dotaciones de personal por la crisis económica, el plan de formación de evaluación de la competencia lingüística, la reanudación del II convenio colectivo profesional y cuestiones relacionadas con la formación.

Aena ofreció una garantía salarial para los controladores operativos de 200.000 euros anuales hasta 2013, además de incluir en el real decreto una cláusula que permita los cambios de turnos autorizados por el ente entre los controladores "siempre que esté garantizada la seguridad y el derecho al descanso". La oferta contempla también la adecuación de la carga de trabajo a cada dependencia y centro de control y a los requerimientos reales de la actividad, aspectos valorados por el sindicato como "positivos", y la inclusión del abono de las cantidades correspondientes al seguro médico en la nómina de este año, además de impulsar la formación.

El vicepresidente tercero, Manuel Chaves, recalcó que "no se puede plantear una huelga con propósito de amenazar" porque eso causa "un daño a la economía española". Además, defendió la propuesta del Gobierno a los controladores, pues "se les ofrecen 200.000 euros al año de media, un sueldo muy importante en estos momentos" de crisis, recordó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios