Los críticos de Ronda se movilizan y la crisis interna del PSOE se agudiza

  • La dirección provincial mantiene la suspensión de militancia para sus afiliados

La crisis interna del PSOE en Ronda vuelve a agudizarse ante la continuidad de la medida que suspende la actividad orgánica de la agrupación de Ronda y que conlleva la suspensión de militancia, según explicó el sector de militantes que ha decidido revelarse contra esta decisión. Tras constatar que la dirección provincial no parece dispuesta a rectificar, un grupo de militantes se reunieron en la Casa de la Cultura durante la noche del pasado viernes para analizar la situación y decidir qué acciones realizar. La reunión contó con la presencia de algunos de los pesos pesados del socialismo rondeño, como Juan Fraile, Isabel Aguilera, Juan Benítez, Ana Fuentes o varios exconcejales. Todos ellos lamentaron la "pasividad" que se está manteniendo por parte de la organización ante un hecho que consideran de extremada gravedad, al suponer el "robo" de derechos fundamentales.

En este sentido, la mayoría de voces apuntaron directamente al actual secretario general de la provincia de Málaga, Miguel Ángel Heredia, y al secretario de Organización, Francisco Conejo. Además, también decidieron continuar insistiendo en que se pronuncie la comisión de garantías del PSOE sobre este asunto, una vez que le ha sido remitida toda la documentación sobre lo ocurrido en la ciudad del Tajo. Por otra parte, un pequeño grupo de militantes insistieron en estudiar la vía jurídica y no descartaron llevar a los tribunales a los responsables del partido que han tomado esta decisión, con la que consideran que vulnera sus derechos fundamentales.

A ellos se unen otros que apostaban por dejar definitivamente el PSOE, al considerar que ha perdido los valores que les llevaron a formar parte de esta formación política. Mientras tanto, entre los asistentes de mayor edad la indignación era evidente, al considerar con un "desprecio" el que se les suspende de militancia después de tantos años de trabajo y lucha por tener derechos y libertades. "Lo único que quiero es que me pidan perdón", señaló uno de ellos. De igual modo, fuentes socialistas explicaron que otra de las determinaciones que se adoptaron fue el dar a conocer lo que estaba ocurriendo, una vez que los órganos oficiales del partido no les han dado la oportunidad de escucharles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios