Los críticos sacan cabeza al lograr 10 de los 32 delegados

  • Heredia y Aguilar cierran filas en torno al liderazgo de Griñán de cara a las elecciones andaluzas defendiendo los valores que éste representa frente al Partido Popular

La corriente crítica del PSOE de Málaga, Socialistas Hoy, obtuvo un tercio de los 32 delegados que asistirán el próximo mes de febrero en Sevilla al congreso federal que elegirá al nuevo secretario general socialista, puesto al que aspiran, por el momento, Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón. De los 231 votos emitidos en el congreso extraordinario provincial del PSOE de Málaga, celebrado en el Centro de Iniciativas de Ocio (CIO) de Mijas, 154 apoyaron la candidatura oficialista, encabezada por el secretario general, Miguel Ángel Heredia, quien con el 67,84% de los votos obtuvo 22 delegados. La lista liderada por José Aurelio Aguilar, del movimiento Socialistas Hoy, logró 73 votos, que suponen el 32,16% de los votos y 10 delegados. Se registraron 4 votos en blanco.

El llamado congresillo de Málaga se inició, casi 60 minutos después de la hora fijada, con la elección de la mesa, para la que concurrió una sola candidatura encabezada por el consejero de Turismo, Luciano Alonso, que fue aprobada por asentimiento y tras una breve intervención de salutación de Fuensanta Lima, portavoz socialista en el Ayuntamiento de Mijas. Luego se dio paso a la defensa de la gestión de la ejecutiva federal, que estuvo a cargo del único malagueño miembro de este órgano de dirección, José Andrés Torres Mora, que sería aprobada con tan sólo ocho votos en contra y siete abstenciones. Torres Mora volvió señalar a la crisis como la principal razón de las sucesivas derrotas electorales del PSOE. Pero añadió que no era la única causa, sino que reconoció, como ya había adelantado Rodríguez Zapatero, que "hemos cometido errores en la gestión y en la comunicación de nuestras políticas". Para después referirse a las importantes inversiones públicas realizadas en la provincia de Málaga, "de las que se beneficiarán varias generaciones de malagueños" y a la gran satisfacción de la gente por este hecho.

Pero el momento culminante del cónclave extraordinario llegó con las intervenciones para la defensa de las dos candidaturas de delegados que se disputaban las 32 plazas para integrar la embajada malagueña que se desplazará a Sevilla y que pusieron de relieve las diferencias internas que conviven en el seno del PSOE de Málaga. En primer lugar, le toco el turno a José Aguilar que durante 14 minutos defendió que "el modelo de partido en el que ha de convertirse el PSOE debe ser una herramienta fundamental para recuperar la confianza de todos los ciudadanos que nos han dado la espalda". "Por eso la candidatura que represento defiende la necesidad de un modelo de partido radicalmente distinto", añadió.

El portavoz de Socialistas Hoy reconoció que era "verdad que hemos tenido las dos partes la mano tendida para intentar llegar a un acuerdo, no ha sido posible, hay diferencias de fondo y de forma también. Pero no pasa nada, estamos en un proceso congresual y es la democracia", para después señalar que "tenemos que ser conscientes que una de las cosas que más nos alejado de la ciudadanía es haber defendido unas cosas y haber hecho otras contrarias públicamente".

Aguilar también se refirió a que la mejor persona que puede representar o desempeñar el cargo de secretario general es Alfredo Pérez Rubalcaba, así como a la necesidad de que "en el PSOE de Málaga necesitamos no sólo normas democráticas sino cultura democrática", criticando la negativa de la dirección de facilitar a su sector el censo de militantes, al hecho de que Luciano Alonso, miembro destacado de una de las listas, hubiera sido elegido para presidir un congreso en el que se podían plantear problemas y a que agrupaciones históricas no tuvieran ni voz ni representantes, refiriéndose a Ronda y Alhaurín.

Por su parte, Miguel Ángel Heredia quiso resaltar que su propuesta de candidatura "no es la lista de la dirección provincial, no es la del secretario general, es la lista que el conjunto del partido habéis querido". "Me he reunido con todas las comarcas y habéis sido vosotros los que habéis decidido quienes son los compañeros que mejor os representan". También se refirió al intento de consensuar una única lista con Socialistas Hoy y se preguntó por las diferencias con los responsables de este sector, para añadir después que "la pelea de todos nosotros tiene que estar ahí fuera para ganar las elecciones, pero no puede estar aquí dentro entre compañeros. Por eso Josele, te voy a tender la mano hasta el último momento, porque creo fundamental que en Málaga vayamos unidos", insistió.

Por otro lado, Heredia subrayó que "quiero que el PSOE de Málaga sea vanguardia del debate ideológico, se han presentado más de 600 enmiendas, unas enmiendas que enriquecen el modelo de partido y también el discurso con el que tenemos que volver a recuperar la confianza de los ciudadanos". "Si hay alguien que tiene que ganar el próximo congreso federal, ese es Pepe Griñán. Y por eso yo como secretario general atiendo las demandas de nuestro secretario general y presidente. ¿Y qué nos ha pedido? Responsabilidad y unidad. Así estaremos en mejores condiciones de cara a las próximas elecciones autonómicas". Por último, añadir que el congreso, estudió, con no mucha presencia de delegados, que se dividieron en tres comisiones, la totalidad de las enmiendas a la ponencia marco presentadas por el conjunto de la agrupación de Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios