Los cultivos del Guadalhorce llevan dos semanas a la espera de un riego

  • La falta de lluvias en el último mes y medio ha obligado a los agricultores a solicitar agua de emergencia para salvar los huertos de invierno y los cítricos

Comentarios 1

Más de dos semanas llevan los agricultores del Valle del Guadalhorce esperando que la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía autorice el riego para salvar sus cultivos del otoño e invierno tan seco que está sufriendo Málaga. Sólo los regantes de la margen izquierda del río están recibiendo agua de los embalses del Guadalhorce por ser el canal que transporta el agua para el abastecimiento de la capital. Sin embargo, los agricultores de la margen derecha tendrán que esperar al menos hasta mediados de este mes para poder regar sus cultivos debido a que la Junta de Andalucía está haciendo unas algunos arreglos en el canal que debe llevarles el agua. "Se está haciendo con toda la celeridad posible pero el problema de la salinización del embalse necesita un tiempo para solucionarse", explicó ayer el delegado provincial de Medio Ambiente, Francisco Fernández España.

El retraso tiene poca justificación para la Asociación Provincial de Regantes de Málaga (Aprema), cuyo secretario, Juan Antonio Aguilar, señaló que los riegos de la comarca del Guadalhorce "no pueden depender de los problemas de la Consejería de Medio ambiente y el sistema debe estar preparado para cuando los cultivos lo necesitan". La falta de previsión por parte del Gobierno autonómico ante la necesidad de posibles riegos de emergencia como está ocurriendo este año por las escasas lluvias caídas durante el pasado otoño se explica, según criticó, en el hecho de que el comité de gestión encargado de revisar las reservas hídricas de cada zona "se reunió en diciembre y no en octubre como debería haber sucedido para planificar este tipo de situaciones".

Sin previsión de que llueva tampoco en las próximas semanas, los agricultores de la comarca del Guadalhorce que se están viendo afectados por la falta de riego temen que los cultivos de invierno se terminen perdiendo si el agua de los embalses no empieza a llegar pronto. Las alcachofas, las lechugas, las coles, las habas y las acelgas son los productos agrícolas típicos de esta época y llevan ya más de un mes y medio sin recibir agua del cielo.

Tampoco los cítricos están pasando por una buena situación y también requieren un riego de emergencia, según el secretario de Aprema. Los que peor lo están pasando son los agricultores que no tienen concesión para regar con el agua de los pozos subterráneos y si la Junta no agiliza los trámites no dispondrán de la de los pantanos del Guadalhorce hasta el 15 de enero. Para evitar situaciones como ésta en el futuro, el colectivo de Aprema reclamó a la Consejería de Medio Ambiente que autorice la disponibilidad de riegos durante todo el año "como ha ocurrido siempre en la zona del Guadalhorce".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios