Se cumple un mes de la desaparición de Amy

  • Los investigadores siguen barajando la fuga voluntaria como principal hipótesis

Hoy se cumple un mes de la desaparición en Mijas de la menor irlandesa Amy Fitzpatrick. Los investigadores siguen barajando como principal hipótesis la fuga voluntaria y continúan la búsqueda del vehículo de un amigo de los padres de la joven que desapareció el mismo día que lo hizo ella.

Amy pasó la Nochevieja en casa de su amiga Ashley Rubio, situada en la urbanización Calypso de Mijas costa, donde ambas estuvieron cuidando del hermano de la última.

La mañana del día 1 fueron a la vecina localidad de Fuengirola y, tras almorzar en casa de Ashley, visitaron la zona comercial del zoco de Calahonda y regresaron a la vivienda. El rastro de Amy se pierde cuando supuestamente regresaba a su casa.

Los días posteriores estuvieron marcados por multitudinarias batidas y llamamientos de la madre de la menor para que su hija apareciese. Fuentes cercanas al caso explicaron entonces que las labores de búsqueda tenían como principal objetivo descartar una de las hipótesis, ya que, prácticamente desde el principio, se ha trabajado con la creencia de que ha desaparecido de forma voluntaria. Esta línea de trabajo creció protagonismo cuando se conocieron los antecedentes de fuga de la menor y con las indagaciones de los agentes en su entorno.

La madre de ésta, Audrey Fitzpatrick, y su compañero sentimental, Dave McMahon, prestaron declaración ante los investigadores en varias ocasiones. El objetivo era conocer la relación de Amy con ambos y si algún desencuentro pudo animarla a escapar.

Protagonismo especial ha tenido Ashley Rubio. La mejor amiga de la menor es quien ha ofrecido los detalles más relevantes para la investigación, una información que en ocasiones ha obtenido la Guardia Civil por cuentagotas.

Especialmente relevantes fueron los detalles que ofreció sobre las relaciones de Amy con determinados hombres y el entorno en el que se desenvolvía ésta. Además, se convirtió en un elemento de contraste de cualquier indicio nuevo que surgía.

El Instituto armado mantiene abiertas las pesquisas, que han llegado hasta Irlanda, concretamente a una región en la que viven familiares de la joven y donde dicen haberla visto.

Los familiares mantienen vivo su recuerdo y han realizado varios llamamientos para que regrese. Estos se fundamentaban en que no iban a regañarla si se había ido voluntariamente.

El próximo domingo tendrá lugar una concentración en Mijas recordar que se cumple un mes desde su desaparición. El acto estará iluminado por velas como símbolo de esperanza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios