Una década de investigación sobre el surf en un libro

  • La obra sitúa el origen de esta práctica deportiva en Pedregalejo en los años setenta

Una investigación que se ha prolongado durante la última década ha permitido al historiador malagueño Daniel Esparza completar la publicación del primer libro que cuenta la historia del surf en la provincia de Málaga y que sitúa el origen de la práctica de esta modalidad deportiva en el barrio de Pedregalejo de la capital en los años 70.

Bajo el título Málaga Surf: Historia del Surf y Bodyboard (1970-2000), esta obra resalta a la provincia como una de las pioneras de España y del Mar Mediterráneo en acoger esta disciplina y se convierte en la referencia bibliográfica para la historia social de este deporte. En el libro, Esparza, que actualmente desarrolla su labor profesional como docente en la Universidad de Olomouc (República Checa), ha rescatado y reconstruido un capítulo destacado de la historia social de la ciudad de Málaga y de la historia del deporte español, ya que "Málaga, y concretamente el barrio de Pedregalejo, se erigió como el núcleo pionero del Mediterráneo español en constituir un club activo de surf", ha explicado el autor.

En la playa de las Acacias, entonces libre de espigones y abierta a las marejadas de levante y poniente, se producían olas surfeables con la mínima ondulación marina. Allí, gracias a su pionero, Pepe Almoguera, se fundó el primer club activo de surf de la historia del Mediterráneo español, el Málaga Surfing Club, en el que colaboraron otros jóvenes como Javier Gabernet, Toño y Paco Gutiérrez Espejo, Rafael García, Carlos Sauco, Francisco Soria, José Guerrero, Joaquín Fernández de las Alas o Josefa Almoguera. A mediados de los 70, los surfistas malagueños comenzaron a participar en los primeros campeonatos de España que se celebraron en el Cantábrico, donde los surfistas del norte preguntaban con sorpresa si en Málaga había olas; a lo que los malagueños contestaban eliminándoles en varias rondas, hasta semifinales. No obstante, allí el nivel era más alto por el mayor número de días de olas y por estar más cerca de Francia, donde el surf estaba más desarrollado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios