Las delegaciones de los expulsados del PSOE quedarán en sus compañeros de partido

  • Rafael Duarte compatibilizará Urbanismo con Hacienda y Favida Valadez asume Personal

Todo queda en el PSOE. Después de que los concejales socialistas en libertad bajo fianza en el marco de la operación Astapa hayan sido expulsados del partido y se les hayan retirado sus concejalías, el alcalde accidental, Rafael Montesinos (PA), procedió ayer a repartir las áreas entre el resto de ediles socialistas que no se han visto salpicados por la investigación.

De este modo, las delegaciones de Hacienda y Personal, que hasta ahora estaban en manos de Francisco Zamorano, pasan ahora a depender de Rafael Duarte y David Valadez, respectivamente. En cuanto a la Delegación de Playas, dirigida hasta ahora por Marisa Rodríguez, será ahora responsabilidad de Carlos Rodríguez.

Respecto a Educación y Cultura, que correspondían a Mariví López y Asunción López, ahora serán carteras de Antonio Sánchez, mientras que María Miralles asumirá Fiestas, que pertenecía, hasta ayer, a Asunción López.

A todo esto la dirección provincial de IU mostró su satisfacción tras conocer la decisión de Montesinos de apartar del gobierno local a los implicados en el caso Astapa. Su coordinador provincial, José Antonio Castro, destacó que esa era una de las condiciones que la organización puso para apoyar un gobierno "que trabaje por el futuro de la ciudad".

Por su parte el concejal del PP y presidente local del partido, Ignacio Mena, insistió en la necesidad de proceder a la disolución del Consistorio, así como en la convocatoria de elecciones "al estar confirmada la ingobernabilidad".

Según Mena "el mismo partido que presumiblemente ha traído la corrupción a Estepona no puede ser el que encabece la limpieza en el Ayuntamiento".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios