Menos delitos en lo que va de año

  • López Luna afirmó en su discurso en el acto del Día de la Policía que los delitos contra las personas bajaron un 5,41%; mientras que los perpetrados contra el patrimonio, un 12,46%

Los delitos y faltas cometidos en el ámbito del Cuerpo Nacional de Policía descendieron en la provincia de Málaga en los primeros ocho meses de 2009, en comparación con el mismo periodo del pasado año, un 3,4 por ciento, según aseguró el subdelegado del Gobierno en Málaga, Hilario López Luna, quien destacó hoy la "importante" bajada que han experimentado los delitos, con un ocho por ciento menos.

López Luna afirmó en su discurso en el acto del Día de la Policía que los delitos contra las personas bajaron un 5,41 por ciento; mientras que los perpetrados contra el patrimonio, un 12,46 por ciento. Este descenso a nivel provincial lo achacó fundamentalmente al descenso de las infracciones registradas en las comisaría de Marbella, Torremolinos-Benalmádena y la capital, y a la contención en el resto.

En este sentido, el comisario provincial, Juan Jesús Peñalver, apuntó durante su intervención que la delincuencia, tomando el total de infracciones, bajó en la capital malagueña un cuatro por ciento de enero a agosto con respecto a 2008, con un descenso del 10 por ciento en los delitos. Asimismo, dijo que la eficacia policial creció seis puntos, pasando del 32 al 38 por ciento.

El número de detenidos también aumentó, según Peñalver, en concreto en un 18,73 por ciento, pasando de 4.736 a 5.623. Por reclamación judicial se registraron 1.323 detenciones, lo que supone un 10,9 por ciento más; mientras que por aplicación por la Ley de Extranjería, las personas detenidas descendieron un 16,67 por ciento, bajando de 642 a 535.

El comisario quiso llamar la atención sobre "la pérdida del principio de autoridad, lo que se pone de manifiesto no sólo en actuaciones policiales, sino también en centros escolares, hospitalarios o incluso dentro de la propia familia", situación que calificó de "preocupante" y sobre la que pidió una reflexión.

Además, afirmó que lo mejor que tiene la Policía son "sus hombres y sus mujeres" por lo que dijo sentirse "orgulloso" del trabajo que se está desarrollando, aunque apuntó que "todo es mejorable". "Y en ello estamos", precisó el comisario, quien apostó por potenciar la coordinación interna y mejorar en tareas de inteligencia para la labor de prevención e investigación, "cooperando" con otros cuerpos.

Aunque señaló que "paulatinamente" se ha venido produciendo un incremento de personal, "no puedo dejar de reconocer que las necesidades operativas de nuestra provincia harían necesario que la dotación de funcionarios se incrementara de manera notable en todas las plantillas, no sólo policías, sino personal auxiliar y administrativo en gestión y documentación", apuntó.

En este sentido, el subdelegado dijo que hay más de 2.500 policías en la provincia y afirmó que desde 2004 ha habido un aumento de casi el 33 por ciento, con 645 agentes más. "Tenemos más policías, pero sobre todo tenemos policías bien especializados y bien formados", aseveró, al tiempo que apuntó que la incorporación de la mujer a la Policía --116 en la capital y 90 en la provincia-- "ha supuesto un cambio cuantitativo y demuestra que la igualdad de derechos entre hombres y mujeres es una excelente inversión".

López Luna destacó que "sin seguridad no hay libertad, ni derechos sociales ni políticos, ni desarrollo ni progreso, ni dignidad, ni justicia". Así, aseguró que aunque se lucha "contra toda clase de terrorismos" y contra el crimen organizado, la mayor parte de los efectivos se destinan a la lucha contra la delincuencia común, que es "la que genera más preocupación entre los ciudadanos".

A este respecto, marcó como objetivos los robos en viviendas con fuerza o violencia y los hurtos en establecimientos, que son "los que más alarma social generan", aunque también se refirió a los malos tratos, los abusos a menores y la pornografía infantil, que son "los que más rechazo social producen".

Por su parte, el comisario indicó que el bajo porcentaje de los detenidos que son ingresados en prisión es "desalentador", aunque coincidió con el director de la cárcel malagueña de Alhaurín de la Torre, Antonio Guerrero, en la necesidad de trabajar en tareas de prevención por parte de "todos los actores implicados en lograr una convivencia segura y con el mayor índice de libertad posible".

Asimismo, dio su agradecimiento a los sindicatos policiales "con quienes la vía de diálogo que existe permiten resolver los problemas en los que somos competentes". Por último, agradeció su distinción con la cruz al mérito policial con distintivo rojo, al igual que al inspector jefe José Vicente Leal; y felicitó a los agentes y a los miembros de instituciones que recibieron la cruz al mérito policial con distintivo blanco.

En este último apartado, fueron premiados el subdelegado de Defensa, Miguel Ángel Gálvez Toro; el que fuera hasta hace unos días decano del Colegio de Abogados y actual candidato a la reelección, Manuel Camas; el jefe del Servicio de Extinción de Incendios, José Cruz Romero; y el hermano mayor de la Cofradía de El Rico, José Francisco Rivas Marín. Asimismo, fueron distinguidos cuatro efectivos de la Unidad de la Policía Nacional Adscrita a la Junta en Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios