El deporte como protagonista

  • El colegio Cerrado de Calderón vive sus XXVII Deportiadas en la que participan miles de niños malagueños

El colegio Cerrado de Calderón se convirtió ayer en una pequeña Pekín. La XXVII Deportiada volvió a recrear un año más las Olimpiadas en sus instalaciones, donde cientos de niños de 25 centros educativos malagueños participan desde ayer y hasta hoy en las diferentes actividades deportivas que se han programado. Habrá competiciones que van desde el baloncesto al fútbol, pasando por el kárate, el patinaje o una amplia gama de juegos populares. En todos ellos se repartirán más de 2.500 medallas .

Como toda cita olímpica, el acto empezó con la antorcha, que fue llevada en maratón desde el Club Mediterráneo hasta el colegio. Allí, el invitado de honor, que en esta ocasión fue el nadador Iñaki Fernández, encendió el pebetero olímpico bajo los sones de la banda sonora de la película Carros de fuego.

A partir de ahí comenzó una actividad frenética que culminará esta noche: niños de todas las edades participando en multitud de competiciones y asistiendo a diversos talleres que tienen como objetivo promocionar el deporte y demostrar los premios que se obtienen del esfuerzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios