El desembalse del Guadalhorce obliga a evacuar a 45 personas

  • El caudal del río amenazaba ayer con volver a entrar en las viviendas que el martes quedaron anegadas · La comarca tiene unos 800 expedientes abiertos por construcciones ilegales en zonas inundables

Comentarios 6

Apenas unas horas les duró la tranquilidad a los 45 vecinos de las barriadas de Almodóvar y Santa Amalia de Alhaurín de la Torre que entre el lunes y el martes tuvieron que ser evacuados de sus viviendas por precaución ante el riesgo que corrían por la crecida del río Guadalhorce. La tregua que dio ayer por la mañana la lluvia les permitió acercarse a sus casas para ver lo poco que se había salvado del agua, aunque a mediodía tuvieron que volver a abandonarlas rápidamente apenas con lo puesto porque el desembalse de más de 200 metros cúbicos por segundo que se estaba haciendo de los pantanos amenazaba nuevamente con dejarlos aislados.

La impotencia y la desolación se palpaba en las caras de las familias que lo habían perdido todo por culpa de las inundaciones del día anterior cuando miembros de Protección Civil, la Guardia Civil y la Policía Local trataba de disuadirlos de que debían abandonar de nuevo la zona por la inminente crecida del río y el riesgo de que hoy volviera a llover. Josefa Portillo, su marido y su hijo de 9 años tuvieron que salir corriendo el lunes porque el agua comenzó a entrar a borbotones por su casa sin que les diera tiempo a salvar nada. "Fue de repente", dijo ayer entre lágrimas esta mujer, que contó que en apenas unas horas el agua alcanzó más de1,80 metros de altura "y se llevó todo lo que encontró a su paso.

La fuerza de la riada fue tal que ayer cuando acudió a su casa junto con su marido encontró parte de sus enseres en una parcela de la zona que hay más de 300 metros de distancia. La misma suerte corrió Muriel Pizzuchi, una de las personas que tuvo que ser rescatada en helicóptero de su vivienda el día anterior. Ayer también se encontró la desagradable sorpresa de que el río se había llevado o dañado todo lo que tenía en la planta baja de su vivienda. Su hijo, su suegra y ella decidieron no abandonar la casa el lunes por el miedo a perder sus muebles y al final estuvieron a punto de perder la vida. El agua les llegaba por la cintura cuando decidieron pedir ayuda.

"Pasamos mucho miedo", reconoció esta mujer, que ayer sólo pudo coger algo de ropa antes de abandonar de nuevo su casa por recomendación de Protección Civil. No saben cuándo volverán porque los pantanos seguirán desembalsando agua mientras siga lloviendo y, según el 112, las 45 personas evacuadas fueron realojadas en hoteles y hostales de la zona hasta que mejore la situación.

Pero el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre recordó que tiene expedientes abiertos a un total de 12 construcciones irregulares situadas en la zona de Santa Amalia que se levantaron en su día en suelo no urbanizable protegido, por ser terreno inundable debido a la cercanía del cauce del río Guadalhorce.

Son precisamente las casas que se vieron el martes más afectadas por el temporal y cuya situación está denunciada en los juzgados. En estos momentos, el Consistorio está a la espera de que los tribunales se pronuncien y, en los casos en los que se dicte sentencia firme condenatoria, "se procederá" a la demolición del inmueble.

La misma situación se repite en Cártama, donde el Ayuntamiento mantiene abiertos unos 700 expedientes sancionadores por construcciones irregulares situadas en zonas de riesgo de inundación por su cercanía al cauce del río. El alcalde del municipio, José Garrido, considera "irresponsable" la actitud de estas personas que deciden levantar una vivienda en estos terrenos "sin ser conscientes de que se están jugando la vida".

En Pizarra y Álora hay otros 50 expedientes abiertos por el mismo motivo por lo que la cifra de causas abiertas en la comarca ronda las 800. Según el regidor del primero de ellos, Francisco Vargas, "es una ilegalidad que se convierte en riesgo y no damos licencias porque por supuesto la ley no lo permite". En el municipio de Álora, su alcalde, José Sánchez, dijo que están a la espera de que la Fiscalía se pronuncie sobre los casos denunciados y manifestó "los que asumen el riesgo de edificar en estas zonas deben asumir las responsabilidades y ser conscientes de los riesgos que entrañan este tipo de actuaciones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios