"Estoy desesperado. Mato a alguien. ¿Dónde está el dinero?

  • La Policía busca a los atracadores de una boutique de lujo en Marbella Uno de ellos irrumpió con una pistola y exigió la recaudación

La Policía Nacional de Marbella investiga un robo a punta de pistola ocurrido en una boutique de lujo situada en Marbella y busca a los responsables. El suceso ocurrió, según indicaron a este periódico desde el negocio afectado, hacia las 20:40 del miércoles. A esa hora, al parecer, un hombre con rasgos árabes se adentró en el comercio para, en palabras del empleado consultado, observar el interior y asegurarse de que podía dar el golpe.

Tras salir sin efectuar ninguna compra, entró otra persona. Un individuo irrumpió presuntamente con un arma de fuego en la mano y una advertencia clara: "Estoy desesperado. Mato a alguien. ¿Dónde está el dinero?". Los trabajadores, asustados por lo contundente de la amenaza, evitaron oponer resistencia y optaron por permitir que se llevaran la recaudación.

Las fuentes policiales consultadas precisaron que los ladrones se llevaron unos 20.000 euros, aunque desde la boutique aseguraron desconocer la cuantía exacta. Según estas mismas fuentes, fueron varios los implicados en el robo. De hecho, una persona preguntó por una dirección concreta a un trabajador de la boutique, que salió a la calle para explicarle dónde se encontraba. Instantes después, otro individuo, con buena presencia, se interesó por la misma calle de antes, lo que hizo sospechar a los responsables del comercio de que algo extraño ocurría. Acto seguido, una tercera persona, de unos 30 años, mostró un arma y sustrajo el dinero. La Policía Nacional recibió un aviso de la Local sobre el robo.

Era la primera vez que, según señalaron desde el negocio, los dueños sufren un atraco de estas características. A finales de marzo, la Policía abrió una investigación para esclarecer más de media docena de robos perpetrados en establecimientos comerciales de Marbella, dos de ellos en peluquerías y otros en tiendas de ropa. Todos ocurrieron en la misma zona, la Divina Pastora, durante un fin de semana, por lo que los agentes trataban también de determinar si existía relación entre los hechos.

De uno de los negocios afectados, los cacos se llevaron, según su encargada, una amplia variedad de artículos valorados en unos 4.000 ó 5.000 euros. Al llegar a su tienda, comprobó que la cerradura había sido "taladrada" y que se habían llevado numerosas prendas de lactancia y de moda infantil, además de la caja, con 200 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios