Entre la desinformación y la calma de los padres

  • El centro ha enviado dos comunicados, pero desde el AMPA demandan información veraz y medidas sanitarias

Poco antes de que las 14:00 marquen la salida de los niños del CEIP Julio Caro Baroja, un grupo de padres se agolpan a las puertas del colegio. La madre de una alumna de 3º de Primaria asegura que nota la falta de gente desde la semana pasada. "Un día normal aquí ya no se podría aparcar y hoy [por ayer] no he tenido ningún problema", apunta. Ella conoce el caso de una familia con dos hijos escolarizados en el centro "que nos ha comentado que los cuatro, los padres y los niños, han pasado la gripe A. El viernes pasado vimos a unas cuatro madres venir antes de tiempo para recoger a sus niños, que estaban malos", comenta. Sin embargo ella, como muchos otros, se muestran tranquilos ante la situación.

"Tuve a mi hija pequeña mala con 39 de fiebre, la llevé al centro de salud y me dijo el pediatra que era un estado gripal, así que paracetamol e ibuprofeno, cuatro días reservada en casa y el lunes ya volvió al cole", explica otra madre, que asegura que ahora es su hijo mayor el que "está malo" y añade que a ninguno le han hecho la prueba para saber si es gripe A.

Hasta 11 niños llegaron a faltar el martes en la clase de 2ºA, pero los padres que no creen que sea la alarma social la que esté apartando a algunos alumnos de las aulas. "Mi hijo está resfriado, no tiene fiebre, pero me ha recomendado el médico que no lo traiga al colegio", confiesa otra de las afectadas por este brote.

El centro les entregaba ayer a las familias un comunicado en el que decía que "estamos en continuo contacto con las autoridades sanitarias y la Consejería de Educación respecto al elevado número de nuestro alumnado con gripe". El escrito añadía que "no hay ningún caso que conozcamos de gripe A. El Distrito Sanitario-Servicio de Epidemiología nos comunica que la gripe aumentará más y ésa es la tónica general en todos los colegios y la población". La misiva termina con la información de que por el momento el colegio no cerrará sus puertas.

Pero estas líneas no son suficientes para mantener informados a los padres, según considera el presidente del AMPA, Enrique Cabrera. "Nos dicen desde la dirección del centro que no tenemos que sembrar el alarmismo, pero si estamos desinformados más crecerá la rumorología en la puerta del colegio", afirma Cabrera, que hoy presentará un escrito tanto a los responsables del Julio Caro Baroja, como a la Delegación de Educación para pedir información veraz sobre el asunto y que se "tomen medidas".

El presidente del AMPA asegura que "no queremos que cierre el colegio pero si falta una quinta parte del alumnado, Salud debería actuar, hacer un muestreo, sobre todo, en las clases en las que hay más bajas". Se queja también Enrique Cabrera de que no les dicen "si están o no llevando a cabo ciertas medidas" y que canalizan sus dudas a través del gabinete de prensa de la Delegación de Salud, y no son los propios responsables los que atienden a los padres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios