Una mujer es detenida por conducir en sentido contrario por la A-7

  • A lo largo de tres kilómetros los bomberos circularon en paralelo con el vehículo que se cruzó con cuatro turismos y un camión · La conductora presentaba síntomas de embriaguez

Una mujer ha sido detenida en Mijas por conducir, bajo los efectos del alcohol, a lo largo de varios kilómetros en sentido contrario por la autovía A-7, negarse a realizar las pruebas de alcoholemia y portar diversas cantidades de sustancias estupefacientes.

Los hechos sucedieron a las 2:50 de la madrugada del lunes 2 de enero, cuando un equipo de Bomberos de Mijas, que volvía a la base tras sofocar un pequeño incendio, observó cómo un vehículo iniciaba su marcha por la A7 en sentido contrario, en la intersección de la autovía con la urbanización Riviera del Sol.

Según han informado hoy fuentes municipales en un comunicado, los bomberos accionaron los sistemas luminosos de emergencia y la sirena para advertir a otros conductores de la situación de peligro e hicieron señas manuales a la conductora para que interrumpiese su actitud.

A lo largo de tres kilómetros los bomberos circularon en paralelo con el vehículo, un Volkswagen Golf, que se cruzó con cuatro turismos y un camión de gran tonelaje. La conductora abandonó la autovía por el carril de aceleración de incorporación a la autovía desde La Cala de Mijas y prosiguió su trayectoria por la carretera que une dicho núcleo de población con el diseminado de Entrerríos, según las fuentes.

Un segundo camión de bomberos, que también participó en la extinción del mencionado incendio, prosiguió la persecución junto con una patrulla de la Policía Local, consiguiendo unos diez kilómetros después detener a la mujer.

La conductora es vecina de Fuengirola, de nacionalidad española y 45 años, y en el momento de su detención los agentes comprobaron que presentaba síntomas de embriaguez, aunque se negó a someterse a las pruebas de alcoholemia y a ser trasladada a un centro de salud con el mismo fin. En el registro del automóvil, los agentes encontraron quince cogollos de marihuana, 25 pastillas de éxtasis y quince bolas termoselladas que contenían cocaína.

La mujer ha sido puesta a disposición de la Guardia Civil acusada de un delito de desobediencia, además que otros cargos que pudieran imputársele por conducción temeraria bajo los efectos del alcohol y tenencia de drogas, según han informado las fuentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios