Tres detenidos por engañar a mujeres y obligarlas a prostituirse

  • En un caso prometían ingresos de 3.000 euros al mes y en el segundo matrimonio

Dos personas han sido detenidas por captar por internet a mujeres a las que ofrecían ser prostitutas de lujo y luego explotaban sexualmente en Marbella, ciudad en la que también ha sido detenido en otro hombre acusado de proxenetismo tras detectarse que prometía a mujeres extranjeras trabajo y una vida mejor en España y después las obligaba a prostituirse. Los dos primeros detenidos, de nacionalidad portuguesa, ofrecían a las mujeres trabajar como prostitutas, bajo el reclamo de que lo harían en un piso de lujo de la localidad y con unos ingresos mínimos de 3.000 euros mensuales, según informó ayer la Policía Nacional a través de un comunicado de prensa. Las ofertas las publicaban en internet. Una vez que recibían las propuestas seleccionaban a sus víctimas preferentemente entre mujeres sin documentación para residir en España, las obligaban a trabajar durante 21 días y a continuación las despedían sin remuneración.

Durante el tiempo que permanecían bajo el control de la banda no les permitían salir a la calle si no era acompañadas por alguno de los detenidos. Cuando las víctimas comprobaban que las condiciones no eran las pactadas y manifestaban su deseo de rescindir el trato, ya no las dejaban salir de la casa llegando a amenazarlas de muerte si hablaban con la Policía. Los dos ciudadanos portugueses han sido detenidos, con la colaboración de la Policía Local de Marbella, como responsables de presuntos delitos de detención ilegal y trata de seres humanos en relación a la explotación sexual.

El otro detenido es un hombre de nacionalidad rumana de 26 años de edad que presumiblemente se dedicaba a viajar a su país para captar a sus futuras víctimas. Primero establecía con las mujeres una relación de amistad que al poco tiempo se transformaba en noviazgo y, seguidamente, en una promesa de matrimonio y trabajo en España.

Sin embargo, una vez en el país, el detenido encerraba a la víctima en la habitación que ocupaban en un hostal, constantemente vigilada, sólo la dejaba salir si él la acompañaba, obligándola a prostituirse en clubes de alterne bajo amenazas de muerte a ella y a su familia, llegando a agredirla, de acuerdo con las conclusiones a las que ha llegado la investigación que ayer divulgó la Policía. Por ello, el hombre ha sido detenido como autor de presuntos delitos de violencia de género y trata de seres humanos en relación a la explotación sexual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios