Cuatro detenidos por extorsionar a mayores en revisiones de gas

  • La factura que pasaban al cliente tenía un importe de 399,98 euros debido a que el Código Penal vigente establece que para que la estafa sea delito lo defraudado debe superar los 400 euros

La Policía Nacional han detenido en la capital a cuatro jóvenes por, al parecer, extorsionar a mayores de edad, concretamente a dos personas de 80 y 90 años, mediante revisiones de gas.

Familiares de las víctimas se presentaron en una Comisaría de Policía Nacional para denunciar los hechos ocurridos en domicilios particulares de la calle Segismundo Moret y Alcalde Peña Rodríguez, ambas en Málaga, y a partir de ahí se abrió la investigación, según han informado desde la Policía Nacional.

Los detenidos se personaban en la puerta del domicilio de una persona determinada, normalmente seleccionada por su avanzada edad o por su poca capacidad de defensa. Le decían que venían a revisar "por ley" la infraestructura del gas porque la que tenía estaba defectuosa y les advertían de que, en el caso de no acceder a la reparación, les precintarían la instalación, les sancionarían y se quedarían sin suministro de gas butano.

Los individuos se presentaban en la casa sin cita y sin presupuesto previo. Según han indicado, el atestado policial apunta a que la factura que pasaban al cliente tenía un importe exacto de 399,98 euros, y no de 400, debido a que el Código Penal vigente establece que para que la estafa sea delito lo defraudado debe superar los 400 euros. Esos dos céntimos de diferencia, suponían que la infracción penal quedara en una falta de estafa y no en un delito.

Dos de los detenidos, D.P.S. de 22 años y J.P.M.S. de 32, ya habían sido detenidos en el municipio malagueño de Fuengirola por hechos muy parecidos en 2011. Los otros dos arrestados, L.A.R.L. de 31 años y G.R.C. de 28, carecían de antecedentes policiales hasta esta detención.

Los reseñados se aprovechaban de que tenían un contrato laboral con una empresa homologada por la Administración autonómica, pero en realidad no estaban cualificados profesionalmente ni dados de alta legalmente como instaladores en el organismo público para llevar a cabo tales revisiones, han señalado desde la Policía Nacional en un comunicado.

La investigación policial establece que los detenidos llegaban a comprobar los escapes de gas encendiendo un mechero, práctica que nunca llevaría a cabo un profesional por el alto riesgo de explosión, han especificado, subrayando, además, que en una ocasión llegaron a manipular una instalación realizada previamente por un profesional y que estaba dentro de los cinco años de garantía.

Los agentes han informado a la Consejería pertinente, que ya ha incoado el correspondiente expediente sancionador. Además, los cuatro arrestados, detenidos como presuntos autores de un delito de coacciones cometido sobre dos personas, han pasado ya a disposición de la Autoridad Judicial, han indicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios