Dos detenidos y tres menores imputados por el robo de bicis y material electrónico

  • En los registros se localizaron 22 radiocasetes, 72 teléfonos móviles y 20 DVD

Dos personas de 31 y 21 años de edad han sido detenidas por los agentes de la Policía Nacional de Torre del Mar como presuntos responsables de delitos contra la salud pública y de receptación de forma continuada. Además, se ha imputado a otros cuatro individuos, tres de ellos menores, que supuestamente robaban bicicletas y otros objetos para su posterior venta. La intervención desarrollada por los agentes de la Policía empezó por el robo de cinco bicicletas, si bien los registros realizados permitieron intervenir una motosierra, tres taladros de percusión, una montura inglesa de caballo y una bolsa de palos de golf. En cantidades mayores se encontraron todo tipo de dispositivos electrónicos: 22 radiocasetes, 72 teléfonos móviles, 40 cargadores, 17 cámaras fotográficas digitales, 20 minicadenas reproductoras de cedés, 20 reproductores de DVD, cinco pantallas de ordenadores, seis ordenadores portátiles, cuatro navegadores GPS, una motosierra, una videocámara y un maletín con herramientas de electricidad. De momento, la Policía ha podido esclarecer quince de estos robos, al tiempo que trata de identificar a los propietarios de estos objetos para proceder a su devolución

Según informaron desde la Policía Nacional a través de un comunicado de prensa, los imputados robaban, presuntamente, las bicicletas que encontraban aparcadas tanto en vías públicas como en zonas residenciales de la localidad y su demarcación. Al parecer, estaban relacionados con los dos detenidos, de los que recibirían el encargo de las sustracciones de los vehículos. Uno de ellos, al que también se le imputa un delito contra la salud pública, supuestamente, utilizaba su domicilio como punto de compra de objetos de ilícita procedencia a cambio de hachís.

Las investigaciones se iniciaron en septiembre tras detectarse en la comarca axárquica un aumento de robos con fuerza en viviendas y hurtos, en especial de radiocasetes y accesorios de coches, teléfonos móviles, equipos electrónicos y bicicletas. Los agentes centraron las pesquisas alrededor de un supuesto mercado ilegal detectado en una céntrica zona de Vélez-Málaga, que consistía en la adquisición de objetos de procedencia ilícita para su posterior comercialización en los diferentes mercadillos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios