La dirección del Carlos Haya suma más de una decena de ceses o dimisiones en cuatro años

  • La subdirectora de enfemería del Civil, Rosa Molina, es el último relevo en el actual equipo

Los ceses o dimisiones en el equipo directivo del Hospital Carlos Haya, encabezado por la gerente María Ángeles Prieto, son habituales. La última baja ha sido la de la subdirectora de enfermería del Civil, Rosa Molina, que se produjo el miércoles pasado. "Un relevo a petición de la interesada", según la gerencia. "Una dimisión forzada", en opinión de otras fuentes. Molina ya tiene sustituta. Será reemplazada por Mayte Pérez.

Pero al margen del cese o dimisión de Molina, lo cierto es que desde que Prieto llegó a la gerencia hace cuatro años ya acumula más de una decena de cambios en su equipo directivo. Dos de los más relevantes han sido los de la dirección médica. Francisco Mérida relevó en ese cargo a José Luis Fuentes y tiempo después fue a su vez sustituido por Antonio Trujillo.

Y ha habido más nombres en esta larga lista, como los de Ana Bonnemaison, directora de enfermería; Juan Portero, subdirector económico administrativo; o Asunción Lagos, subdirectora de personal. Hubo también un par de relevos en la gestión de las listas de espera después de que se conociera que habían expedientes sin tramitar y una dimisión con la que una subdirectora de enfermería del Materno intentó denunciar la falta de personal.

Los conflictos con algunos trabajadores también han sido sonados. Los cirujanos plásticos y los otorrinolaringólogos llevaron a cabo distintas protestas para reclamar guardias de presencia física las 24 horas, una reivindicación que no consiguieron.

balance de 2007

Pero hay también buenas noticias. El balance de 2007 hecho ayer por la dirección recoge que el hospital incrementó un 11 por ciento las operaciones en las que el paciente obtiene el alta el mismo día. En total, el Carlos Haya realizó el año pasado 34.442 intervenciones, lo que supone casi un centenar cada día.

La actividad en consultas también fue intensa. Con 707.108, se registró en este apartado un 6 por ciento más de trabajo que en 2006. Las urgencias atendidas sumaron 349.484 -casi un millar cada día-, lo que supuso una reducción del 3 por ciento con respecto al año pasado. Del total atendido, sólo el 7 por ciento requirió hospitalización. Los ingresos ascendieron a 41.977 y el índice medio de ocupación de las casi 1.200 camas del complejo fue del 83 por ciento. Y, por último, los partos: en el Materno nacieron 7.537 niños en 2007.

Y otra buena noticia. El hospital ha incorporado un escáner de 64 cortes para estudios muy avanzados. Ha costado 800.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios