Un director de instituto denuncia las amenazas del padre de una alumna

  • El curso también ha comenzado con la paliza de un estudiante a otro en un instituto de El Palo · Los sindicatos denuncian la creciente agresividad en las aulas

Ha hecho falta menos de un mes para que la violencia escolar dé sus primeros coletazos en la capital. En uno de ellos, el director ha denunciado las amenazas verbales del padre de una alumna. Y lo ha hecho ante la Policía Nacional y la Junta de Andalucía, según explicaron ayer fuentes sindicales. En el otro, un estudiante de 14 años dio una paliza a un compañero tras una discusión.

Los episodios se han dado en centros educativos de la barriada de El Palo cuando ni siquiera han transcurrido tres semanas desde el inicio del curso. "Sirven para demostrar que los chavales son cada vez más agresivos y, encima, se ven apoyados por sus padres, que a veces son peores", comentaron en el sindicato CSI-CSIF. "Al docente ya le hemos puesto a disposición nuestros servicios legales por si quiere usarlos, ya que UGT siempre se persona como acusación particular en este tipo de casos si los profesores quieren", añadió Teresa Blanca, secretaria de la Federación de Enseñanza en esta organización sindical.

El primer incidente se produjo en un instituto paleño cuando una alumna perdió las llaves de una taquilla donde guardaba sus objetos. Cuando el padre se enteró, culpó al director de lo sucedido y le pidió "a gritos, con amenazas e insultos" que le diera las llaves. "La suerte es que el docente es tranquilo y supo aguantar, porque si hubiese dicho algo le parten la cara", añadieron las mismas fuentes. El segundo se produjo en la misma barriada. Al parecer, los alumnos estaban picados y uno de ellos dio un golpe al otro partiéndole la ceja y cayó al suelo, donde siguió recibiendo varias patadas "que le causaron graves contusiones".

Los hechos ocurren cuando los docentes han puesto de relieve el estudio La situación de los profesores noveles 2008 la falta de disciplina en las aulas españolas. Varios profesores de Educación Secundaria Obligatoria comentaron ayer a este periódico que el comportamiento en clase "es cada año peor". "Los alumnos son más rebeldes, más maleducados y se creen cada vez con más derechos y menos deberes, aunque casi nunca sepan distinguir una cosa de la otra", añadieron.

La Junta de Andalucía no tiene conocimiento de los sucesos denunciados, según explicaron ayer fuentes de la Delegación de Educación en Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios